Nuestro petróleo: el agua

0
27
El agua es tan valiosa como el petróleo.

Por Gerardo Berroa Loo
Editorial publicado en La Estrella de Panamá

Panamá no solo ha sido bendecida por su posición geográfica; su abundante agua dulce es quizás el recurso más valioso. Incluso, con agua dulce es que se maneja el Canal, que sirve al comercio mundial, porque acorta distancia y abarata costos.

Pero ese valioso recurso no lo hemos sabido valorar y proteger, quizás pensando que como abunda, no vale. Mas el agua es como si fuese nuestro petróleo y, además, es un agua sumamente buena que alguien alguna vez hasta afirmó que “es la mejor agua del mundo”.

Y en lugar de estar tomando aquí agua embotellada de los Alpes suizos o de las montañas francesas, nosotros debiéramos estar exportando agua a otras latitudes, ayudando al mundo que no tiene este vital recurso, a paliar su desgracia.

En todo el planeta, según datos de la ONU, hay 2.100 millones de personas que no tienen agua potable en el hogar, afectando su salud, educación y medios de vida.

Aquí hay agua por todos lados, pero la malgastamos, no la cuidamos y, por el contrario, la estamos perdiendo. Lagunas como la de Matusagaratí son prueba de ello, pues los reportes indican que cada día se muere, llevándose consigo todo un ecosistema a su derredor.

Las provincias centrales de los Santos y Herrera están sufriendo cada año por la sequía, cuando. Por el contrario, debieran tener siempre agua.

Lo peor es que ningún Gobierno está protegiendo nuestro petróleo, cuando lo que cabe es lo que recomienda la ONU, las soluciones naturales para el equilibrio al ciclo del agua son: plantar bosques, reconectar los ríos con las llanuras aluviales y restaurar los humedales. Esto ayudaría a mejorar la salud pública y los medios de vida.

Deja un comentario