Naturaleza degradada le pasa la factura a Panamá

Por David Carrasco

1
274
Profesor Alfonso Pino llama la atención sobre el deterioro ambiental en Panamá. (Foto Bayano).

La población panameña se enfrena al desafió que representa la degradación del ambiente, que tiene impacto en la vida de las personas y la economía, confirmó Alfonso Pino, profesor titular del Departamento de Física y coordinador, desde 1997, del Laboratorio de Física de la Atmósfera de la Universidad de Panamá.

En un diálogo con Bayano digital, Pino resaltó que los indicadores provistos por una red de estaciones meteorológicas y radiométricas revelan la intensidad de radiación Ultravioleta-B, que se acentúa con el cambio climático y la perdida de nubosidad en algunas áreas.

La luz es uno de los factores más importantes que regulan el crecimiento y desarrollo de plantas. Sin embargo, el aumento de la radiación Ultravioleta-B, por acción antropogénica, puede provocar la disminución de la fotosíntesis y de la producción de biomasa, según estudios realizados en Chile. Esta radiación causaría, además, daño en distintas biomoléculas, como el DNA.

El índice Ultravioleta (UV) es un indicador de la intensidad de radiación ultravioleta proveniente del Sol en la superficie terrestre en una escala que comienza en 0 y no está acotado superiormente. El índice UV también señala la capacidad de la radiación UV solar de producir lesiones en la piel.

Pino aclaró que una estación en la Facultad de Agronomía en la ciudad de David, en la occidental provincia de Chiriquí, mide la captura de Dióxido de Carbono (CO2), por parte de la vegetación, y los flujos de CO2 (principal gas de efecto invernadero), la concentración de vapor de agua y la evolución de la concentración gaseosa a lo largo del tiempo.

Indicadores preocupantes

Pino resaltó que en Panamá “las temperaturas máximas han ido en aumento en los meses más cálidos de la estación seca (marzo y abril)”. Otro parámetro importante muestra una evolución ligada al cambio climático: la disminución de los niveles de lluvias, que se traduce en escasez de agua para alimentar las hidroelécricas.

Reconoció que el declive reciente en las precipitaciones podría ser atribuido al fenómeno de El Niño Sin embargo, desde el 2012 se ha percibido en algunas estaciones una situación deficitaria en el régimen de lluvias, en comparación con la media histórica. A ello se suma la deforestación y pérdida de la superficie de zonas selváticas y boscosas, en casi un 50 por ciento.

Información satelital provista a Panamá por el Centro Nacional de Investigación Atmosférica de Estados Unidos, y que reúne datos de los últimos 10 años, revelan que una de las zonas afectadas con una reducción en los niveles de precipitación, entre un 15 y un 25 por ciento, es la provincia de Darién, limítrofe con Colombia.

Esa región del país se conjugan tres elementos importantes que reducen los niveles de precipitación: deforestación, cambio climático y el fenómeno de El Niño, y sus comunidades deberían prepararse para enfrentar el reto ambiental en los próximos años.

Pino recordó que en una investigación emprendida en el Centro Regional Universitario de Azuero, se demostró que una parcela de árboles puede capturar de 60 a 70 kilogramos de CO2 por hectárea por día, lo que es una cantidad significativa y apreciable.

Otros efectos perjudiciales

“Menos precipitación, implica menor cobertura de nubes. Al reducirse la cobertura nubosa, los niveles de radiación solar aumentan y los niveles de radiación Utravioleta-B aumentan, y los casos cáncer de piel se incrementan (carcinoma vasocelular, carcinoma de células escamosa y melanoma maligno)”, acotó.

Con el aumento de temperatura, las áreas de cultivos podrían ser diezmadas, y las zonas altas estarán más vulnerables al ataque de patógenos, transmitidos por vectores que habitan en llanuras.

Pino recomendó la profundización de investigaciones para el diseño de políticas públicas y estrategias ambientales, y resaltó que un proyecto dirigido a crear un instituto de formación de profesionales que manejen diversas vertientes del cambio climático, sigue bajo evaluación en el Ministerio de Economía y Finanzas.

Efectos del cambio climático, acelerados por los seres humanos. (Foto: AHMAD MASOOD / REUTERS).
Efectos del cambio climático, acelerados por los seres humanos. (Foto: AHMAD MASOOD / REUTERS).

1 COMENTARIO

Deja un comentario