Las manifestaciones contra el fraude electoral en Honduras vistas desde Canadá

0
10
Policías hondureños protegen la Embajada de los Estados Unidos durante una protesta contra el actual presidente Juan Orlando Hernández (JOH), por fraude electoral. Los manifestantes exigen a Estados Unidos que no intervenga en el proceso democrático y electoral de Honduras y deje de apoyar al actual presidente Juan Orlando Hernández. (Foto: Juan Carlos/Anadolu Agency/Getty Images).

Por Rufo Valencia | amlat@rcinet.ca

Fuerzas de seguridad hondureñas reprimieron el viernes a manifestantes hondureños que bloqueaban importantes carreteras del país exigiendo un recuento detallado de los votos del 26 de noviembre, cuyo polémico resultado dio la victoria al presidente Juan Orlando Hernández por un estrecho margen.

El líder opositor Salvador Nasralla y su coalición Alianza de Oposición Contra la Dictadura denunciaron un masivo fraude en esas elecciones, después de que los primeros conteos que le daban la victoria se revirtieran tras una “falla” en el sistema informático en favor del candidato oficialista.

Militares y policías antimotines lanzaron gases lacrimógenos para dispersar a varios grupos de manifestantes en los puntos de ingreso a las grandes ciudades del país, incluyendo la capital Tegucigalpa y la industrial San Pedro Sula.

Radio Canadá Internacional pudo conversar con el periodista hondureño Félix Molina para conocer los detalles de la situación en Honduras, país con el que Canadá firmó un tratado de libre comercio que entró en vigor el 1 de octubre de 2014, en momentos en que varios gobiernos de América Latina se negaban a reconocer a un gobierno hondureño surgido del golpe de Estado contra el presidente Zelaya, democráticamente elegido.

Los líderes opositores buscan mantener su reclamo en las calles, después de que la intensidad de las protestas bajó en días recientes tras los disturbios que siguieron a la noche electoral, que dejaron al menos 16 muertos, entre ellos dos policías.

Salvador Nasralla, candidato de la alianza opositora, celebra un mitin en Tegucigalpa, Honduras, el domingo 10 de diciembre de 2017. (Foto: © Fernando Antonio).

“Estamos exigiendo que se respete la voluntad del pueblo en las urnas (…) no vamos a dejar de protestar, no vamos a dejar que se quede en el poder el dictador Juan Orlando Hernández”, dijo el expresidente Manuel Zelaya, aliado de Nasralla, quien fue derrocado en un golpe de Estado cívico militar apoyado por Estados Unidos en 2009.

El Gobierno de Juan Orlando Hernández, quien apoyó el golpe de Estado contra Zelaya, aseguró en esta ocasión que el proceso electoral fue “transparente” y que aceptará el resultado definitivo que dé el árbitro electoral, pese a las dudas expresadas por algunos entes internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA).

Las fuerzas de seguridad de Honduras también reprimieron con gases lacrimógenos a manifestantes en San Pedro Sula, unos 165 kilómetros al norte de la capital, y en Puerto Cortés, la principal terminal marítima del país en la costa Atlántica.

Zelaya, quien participaba en las manifestaciones contra el fraude electoral en Tegucigalpa, dijo a medios locales que lo que se exige es un conteo “votos por voto” para comparar firmas, las actas y los cuadernillos en las más de 18.000 urnas electorales.

Los bloqueos también se extienden a otros puntos del país como la ciudad de La Ceiba, en el litoral Atlántico, la sureña ciudad de Choluteca y en el departamento agrícola de Olancho.

El Tribunal Electoral tiene de plazo hasta el 26 de diciembre para anunciar el ganador definitivo de los comicios, mientras se analiza las impugnaciones presentadas por la oposición.

Nota aclaratoria:

En diversos países latinoamericanos, entre ellos Panamá, han sido realizadas marchas y manifestaciones a favor del pueblo hondureño en resistencia contra el fraude perpetrado por grupos derechistas apoyados por Estados Unidos.

Deja un comentario