Las FARC denuncian plan para asesinar a sus líderes

0
12
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el presidente de Cuba, Raúl Castro, y el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, después de la firma del primer acuerdo de paz el 24 de septiembre de 2016. (Photo Credit: Alexandre Meneghini / Reuters).

Por Rufo Valencia | amlat@rcinet.ca

La organización colombiana de las FARC, que firmó un acuerdo de paz con el gobierno colombiano y entregó sus armas con los auspicios de la ONU, denunció este martes las amenazas de una organización que ofrece hasta un millón de dólares por el asesinato de cada uno de los máximos dirigentes del antiguo grupo guerrillero.

Las FARC pidieron al gobierno que tome las medidas para poner fin a esa criminal campaña.

El asesinato de los miembros de la dirigencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pondría en riesgo el acuerdo de paz firmado con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, que puso fin a una guerra civil que duró más de medio siglo y dejó unos 220.000 muertos y millones de desplazados.

“Hemos tenido conocimiento de la existencia de una organización criminal con recursos, que ha ofrecido hasta un millón de dólares por cada persona perteneciente al Secretariado de las FARC que sea asesinada”, declaró a Radio Caracol el asesor jurídico del grupo, el abogado español Enrique Santiago, sin dar más detalles.

El Secretariado es el máximo órgano de dirección de las FARC conformado por nueve personas que ahora tienen el reto de convertir el antiguo grupo guerrillero que combatió contra el gobierno colombiano en un partido político.

“Estos ofrecimientos vienen de personas que tienen la suficiente capacidad económica para ofrecer no un millón de dólares porque los miembros del secretariado son nueve, es decir hasta nueve millones de dólares”, explicó Santiago quien reveló que siete excombatientes de las FARC han sido asesinados en hechos aislados desde el primero de abril.

No hubo reacción inmediata de parte del Gobierno de Colombia frente a esta denuncia, pero el propio presidente Juan Manuel Santos se comprometió en el pasado a brindar las condiciones de seguridad que garanticen la vida de los dirigentes de las FARC y su participación en política.

En Colombia ya existen antecedentes en los que organizaciones de izquierda son masacradas por grupos armados a sueldo de sectores económicos poderosos.

Alrededor de 5.000 militantes de la Unión Patriótica, un partido político de izquierda fundado en 1985, fueron asesinados en una campaña de exterminio ejecutada por paramilitares de ultraderecha apoyados por miembros del ejército colombiano. Los dirigentes de las FARC temen que se produzca una situación similar.

Además de la renuncia a las armas de unos 7.000 combatientes, el acuerdo de paz incluye la entrega de tierras a campesinos pobres, el desminado, la lucha contra el narcotráfico y la inversión social del Estado en los sectores de la educación, salud y la construcción de carreteras para erradicar la pobreza.

Información de contexto:

El 30 de diciembre de 2016 se aprobó la Ley de Amnistía, que contempla su aplicación de oficio o a instancia del solicitante. Sin embargo los jueces no la han aplicado.

Las garantías de seguridad (desmantelamiento del paramilitarismo) son uno de los más importantes logros de este proceso de paz. De hecho, el Acuerdo Final fue alcanzado en un momento en que continúa la violencia de grupos paramilitares de extrema derecha, el enfrentamiento del Estado con otros alzados en armas, como el ELN, y el desarrollo de economías ilícitas.

No hay comentarios

Deja un comentario