La orquesta que surgió de la basura

1
266

La orquesta que surgió de la basura

  • Del lugar menos probable, aislado y empobrecido, surgen personas capaces de sobreponerse a la adversidad y enseñar valores humanos a quienes antes los despreciaban. Los músicos de Cateura, en Paraguay, son un ejemplo de ello.

Por David Carrasco

Una propuesta cultural que surgió en los vertederos de basura en Cateura, Asunción, Paraguay, ofrece una lección al mundo, al confirmar que es posible aprovechar los residuos sólidos urbanos, para reciclar y crear instrumentos, y generar música para todos con una gran proyección social transformadora.

Antiguos pepenadores paraguayos acudieron al llamado de músicos que buscaban integrar a las comunidades pobres a una propuesta cultural movilizadora. Uno de esos estímulos fue la posibilidad de aprender a tocar música culta con instrumentos rudimentarios, elaborados con partes de desechos que proceden de la urbe.

De aquella quijotada, surgió una propuesta integradora de jóvenes que aprendieron a tocar música con instrumentos que ellos mismos ayudaron a construir, bajo la guía de maestros en musicalización y artesanos motivados por el gran esfuerzo comunitario de mejorar la vida de la gente en zonas abandonadas.

La Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura, dirigida por el técnico medioambiental y músico Favio Chávez, está formada por niños, niñas, adolescentes y jóvenes que viven en la comunidad del Bañado Sur, alrededor del vertedero Cateura de Asunción, Paraguay.

Con gran modestia, y en una respuesta a la sociedad de consumo, Chávez ha señalado. “el mundo nos envía basura. Nosotros le devolvemos música”. Su iniciativa ha permitido cautivar a chicos y chicos en áreas marginales, para crear una opción diferente que cambie el horizonte en barrios hundidos en la pobreza.

Otros movimientos similares surgieron como política de Estado en Venezuela, durante la administración del finado presidente Hugo Chávez, y en algunos municipios rurales en Uruguay, durante la gestión del ex presidente José Mujica, para integrar al enriquecedor mundo de la Cultura a sectores populares marginados.

Sin embargo, la experiencia desarrollada en Cateura va más allá de la enseñanza de música, porque apela a la conciencia colectiva del ser humano y a la formación temprana de jóvenes para demostrar que es posible encontrar caminos de desarrollo, cambiar el entorno y generar un sentido de pertenencia y arraigo a la tierra.

Músicos infantiles y juveniles aprendieron a no desechar la basura, sin que antes la comunidad pueda sacarle el uso más colectivo posible. Con sus manos y el apoyo de instructores contribuyeron a reciclar y crear instrumentos como violines, violas, cellos, contrabajos, guitarras, flautas, saxofones, trompetas y tambores.

En el repertorio de la orquesta figuran piezas de música de cámara, ritmos del folclor latinoamericano, música de la inolvidable banda de pop/rock Los Beatles, de Frank Sinatra, y temas de películas, y metal sinfónico. Su ejemplo de dedicación representa un estímulo para los programas culturales en otras regiones del mundo.

Instrumentos de la Basura.
Instrumentos de la Basura.

A continuación, Bayano digital invita a sus lectores a ver un video sobre La orquesta que surgió de la basura, y sobre los valores humanos, la enseñanza y la solidaridad, que generaron esperanza para la transformación social. Esa experiencia integradora, adoptada en comunas pobres en Sudamérica, revela el estrecho vínculo entre Educación, Cultura y Ecología, y el potencial humano.

1 COMENTARIO

Deja un comentario