La Caja del Seguro Social en el ojo de la tormenta

0
51
Estivenson Girón, director general de la CSS. (Foto: TVN).

La Caja del Seguro Social en el ojo de la tormenta

Por Gerardo González
Dirigente sindical

Ya empiezan a molestar hechos sobre la seguridad social sabidos por todos. La Caja de seguro Social (CSS) parece ir a la deriva y nadie expresa una política que ponga un freno al galopante desprestigio a la que están sometidos sus funcionarios.

En esta oportunidad, no voy a opinar sobre el Director General de la CSS, Estivenson Girón. Los medios se están encargando de él (con razón o sin ella). Por ello, hay que referirse a los “mandos medios”, y/o sobre el “equipo de trabajo” que debe acompañar al Director General, en la planificación, ejecución y fiscalización de las políticas institucionales en diversas áreas.

La realidad está marcada por el deterioro de los servicios y obliga a buscar respuestas a algunas preguntas esenciales:

¿Qué hacen las autoridades o mandos medios ante el desastre de imagen que es ofrecido a los usuarios?

¿Es necesario deslindar responsabilidades entre este “equipo” y de quienes están “pasando agachados”? A casi dos años del inicio de la administración de Girón, aún no se ven, ni se sienten los cambios cualitativos que hagan la diferencia con la nefasta administración pasada., en la que fueron dilapidados recursos que podrían haber sido invertidos en la compra de medicamentos, insumos y la rehabilitación de salas de uso cotidiano.

¿Es el Dr. Girón, el único responsable del vía crucis que atraviesan los panameños en la CSS?

¿Será que en el Estado aún no se percatan del descontento generalizado de la población, que como un volcán parecido al Krakatoa, hace ruidos telúricos enviando oportunas señales que son indicadores del déficit y debilidades?

¿Podría alguien mencionar los nombres de estas autoridades, jefes o mandos medios que oportunistamente ven cómo caen los rayos mediáticos contra el Director General, mientras que a ellos, igual de responsables (o quizás más), nadie los menciona?

Miles de trabajadores, tanto del sector Salud como administrativos, no tienen por qué guardar silencio cómplice ante la incapacidad de algunos mandos medios (salvo honrosas excepciones), que intentan mantenerse en la zona cómoda y toleran los abusos.

Los pacientes y usuarios sufren las consecuencias del desgreño administrativo y la institución es sometida a un verdadero escarnio público, antesala para que las fuerzas de la codicia capitalista “justifiquen” su atraco a la institución, disfrazado de privatización.

Ha llegado la hora en que cada quien rinda cuentas por sus actos. La CSS no será entregada a los codiciosos sin hacer pelea. En esta ocasión, los mandos medios de la institución con enormes salarios, pero que no pueden ser justificados, tendrán que responder.

Urge la realización de un encuentro nacional de trabajadores de la CSS para organizar la defensa de la seguridad social. Es necesario empezar por develar los peligros y descubrir a los enemigos agazapados que atentan contra la Salud Pública y los derechos de los asegurados y pensionados.

Todos deberían saber que la primera institución de protección social de Panamá no está en venta y tampoco se alquila.

Deja un comentario