Intentan salvar cuenca del río La Villa

0
42

Reportaje

Intentan salvar cuenca del río La Villa

 Nuevas acciones han sido diseñadas para recuperar la cuenca del río La Villa, afectada por la deforestación, el manejo inadecuado de residuos sólidos y químicos, y las quemas a cielo abierto para la siembra de pasto.

 El 60 por ciento de las 52 cuencas de Panamá está contaminada y urgen acciones ambientales enérgicas.

Por David Carrasco

La cuenca del río La Villa será recuperada a través de un plan que integra acciones en campo, el uso de herramientas tecnológicas y la participación de los productores, ambientalistas y ciudadanos que dependen de ese afluente para la vida, confirmaron a Bayano digital autoridades del Ministerio de Ambiente vinculadas a la iniciativa.

Para el administrador regional del Ministerio de Ambiente en la provincia de Herrera, Guillermo Nicholson Gómez, es necesario adoptar medidas que recuperen al afluente, de 125 kilómetros de longitud, y protejan sus riberas degradadas.

El funcionario reconoció que “en la actualidad, el río ha perdido un 92 por ciento de los bosques de galería”, debido a la deforestación. Añadió que la cubierta forestal es necesaria para que las agredidas fuentes hídricas del país “se mantengan con vida” y sean eliminadas las descargas contaminantes sobre las láminas de agua.

Debido a ello, el Ministerio de Ambiente convocó a agricultores y ganaderos, que trabajan en el área, en procura de un ordenamiento territorial y del desarrollo de acciones de recuperación del afluente que provee el agua de la que dependen más de 150.000 personas en las provincias centrales de Herrera y Los Santos.

La Cuenca Hidrográfica del río La Villa se localiza en la vertiente del Pacífico, en la península de Azuero, entre las coordenadas geográficas 7º 30´ y 8º 00´ de latitud norte y 80º 12´ y 80º 50´ de longitud oeste, y cubre el 57,3 por ciento de la provincia de Herrera y un 42,6 por ciento de la provincia de Los Santos.

En 2014, la no gubernamental Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon) advirtió que la contaminación del río La Villa había llegado al punto de “quiebre” y que “ninguna medida puntual logrará reversar el deterioro”. A ello se une el aumento de la demanda anual de agua potable a causa del crecimiento demográfico en zonas pobladas.

Las principales actividades económicas en esa cuenca, son la agricultura y ganadería. El 70 por ciento de los productores utiliza agroquímicos en alguna fase de la producción. El uso de agroquímicos se incrementó hace décadas con la producción mecanizada e industrial en el cultivo de la caña para la producción de azúcar, licores y etanol.

Sin embargo, Nicholson Gómez manifestó que tras intensas jornadas para generar conciencia del desafío ambiental, varios productores en las comunidades de Pesé, Las Minas y Los Pozos cedieron terrenos contiguos al afluente para la siembra de árboles, con el objetivo de que el río se regenere y disminuya la sedimentación que perjudica a los agentes económicos que dependen del agua dulce.

La propuesta coincide con al plan de reforestación del millón de hectáreas en 20 años, que incorpora a las comunidades a una respuesta integral que mejore el entorno. Para ello, ha sido reforzado el dialogo con los productores y se recibió apoyo de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), con experiencia en manejo de cuencas.

Entre las medidas consensuadas figura la colocación de cercas en el río, para que el ganado baje a sus orillas sin causar daños colaterales. Asimismo, han sido previstas operaciones de dragado que aseguren el flujo de la corriente. Los técnicos ambientales estiman que alejar las maquinarias del río y suspender la extracción de material pétreo y el movimiento de tierra disminuirá la sedimentación.

Nicholson Gómez recomendó la construcción de una colectora de agua en la estación lluviosa, para aumentar la disponibilidad del recurso hídrico proveniente del río La Villa y evitar que se pierda a través de descargas al mar en la vertiente del Pacífico.

Por su parte, la jefa del Laboratorio de Calidad Ambiental, Ana Raquel Tuñón. aclaró a Bayano que en el 2016 se cumplirá el tercer año consecutivo del monitoreo del índice de calidad de agua del río La Villa (cuenca 128). Añadió que los resultados revelan que en un 63 por ciento de que el río está poco contaminado. Ello implica respaldar y perfeccionar los sistemas de potabilización.

Tuñón señaló que ha sido propuesta la creación de un laboratorio regional de aguas en el sector de Los Canelos, en Divisa, para el seguimiento, control y fiscalización de la cuenca, y diversos eventos en distintos afluentes, como el río Santa María, río Grande y río Chiriquí Viejo y quebradas tributarias.

No hay comentarios

Deja un comentario