“Hay que rescatar lo africano en lo panameño”, Dr. Carlos Russell

0
239
Dr. Carlos Russell en una foto histórica, en la que entrega al ex presidente Roberto F. Chiari, la bandera rota por los estadounidenses, el 9 de Enero de 1964.

El Dr. Carlos Russell es uno de los héroes anónimos que lucharon por la soberanía de Panamá en todo su territorio, estimulados por la gesta heroica del 9 de Enero de 1964. Es uno de los más destacados panaeños de la etnia negra en el ámbito internacional.

Es un conocedor de la segregación racial en la antigua Zona del Canal. En Estados Unidos, el asesinato racista del niño Emmett Till, en Mississippi lo motivó a incorporarse como asesor de Martin Luther King a la organización de la “campaña contra la pobreza”.

El Dr. Russell accedió a dar una entrevista al espacio Café Bayano, de Bayano digital, para hablar sobre temas de actualidad. A continuación un resumen de esa interesante entrevista.

Por Cecilio E. Simon E.

Quiero que me rescate la figura de Bayano, el cimarrón que se liberó de las cadenas en Panamá ¿Cómo lo mira, desde una perspectiva histórica, social y política?

Bayano, fue uno de los africanos que no se dejó subyugar por los intereses e intentos de los españoles de mantener como esclavos a los africanos. Él pensó, creo yo, que era necesario mantener su cultura correcta, completa, sin perder las conexiones y los fundamentos  de la cultura africana.

La figura política de Bayano, Felipillo y de muchos otros, dejó en las Américas importantes rasgos.

Con toda franqueza, a veces me molesta pensar que los panameños adoramos a figuras como Cristóbal Colón o Balboa. Detesto pensar que decimos que España es nuestra Madre Patria. Una madre acaricia, quiere, ama. España no quiso a Panamá, sino vio a Panamá como una manera de mantener el imperio español y enriquecer al reinado español. No significa que detesto a España. Hoy, eso pasó a la historia. Desde La Patagonia hasta Alaska, había culturas y civilizaciones, pero lo que hemos hecho es vanagloriar a una cultura impuesta y lo hemos aceptado como si fuera nuestra.

Cuando se escucha el ritmo del tamborito, lo que uno oye son los tambores africanos. Por ello, es tiempo de que empecemos a conocer que el Panamá de hoy tiene que volver a ser el Panamá que incluye a todos.

Nosotros en Panamá, como usted dice, evocamos la memoria de quienes no reconocen su historia y su legado, y recuperan memorias de gentes que realmente fueron detestables.

Por ejemplo, para el Centenario del Canal de Panamá se acuñó una moneda conmemorativa de Carlos V, al cual debemos reconocer como un genocida, porque mató a millones de personas de los pueblos originarios. Pero en Panamá se le homenajeó con una moneda.

¿Si usted hubiera tenido la oportunidad de homenajear a un negro, usted no hubiera pensado, por ejemplo, en el legado de Marcus Garvey?

Es una pregunta sumamente interesante, y te diré que con la apertura de la tercera exclusa, quedé muy asombrado y enfurecido, porque no había ningún negro antillano.

Debo añadir que Marcus Garvey fue un líder de más significación a nivel internacional. Creo lo que su organizacion se llamaba Universal Negroes Improvement Association, la Asociación Unida de Negros a nivel internacional. Muchos no saben que él creo capítulos en Panamá, Costa Rica y en la provincia de Chiriquí. Una de las secretarías del capítulo que quedaba en África del Sur. Así que el vínculo de Marcus con Panamá es innegable.

Además, si no hubiese sido por Marcus Garvey, yo diría que no existiese hoy el legado de Malcolm X, por ejemplo. Tampoco el de Farrakhan, ni el de los musulmanes negros. La razón: Marcus organizó a millones nacidos en la Diáspora Africana.

Los norteamericanos se pusieron en su contra porque él quiso empezar una línea  naviera llamada The Black Star Line.

Garvey es una figura de inmensa capacidad intelectual. Es sumamente necesario, a mi juicio, el panameño que desea conocer sus raíces, conozca la influencia de África en su vientre y piense en esto: antes de que llegaran los españoles, ¿quiénes estaban aquí? Los panameños originarios. Después que ellos llegaron y mataron, eliminaron a los Tainos en Puerto Rico y mataron a casi la comunidad de indígenas. Ellos trajeron a los africanos para completar la faena en la mina y en la agricultura. ¿Qué ocurre entonces? El intercambio entre español y africano.

A mí me llama la atención que en Costa Rica hay un monumento a Marcus Garvey y Star Line. Eso está en la zona de Limón. En Belice  se reconoce el legafo de Marcus Garvey, pero aquí en Panamá no conozco un monumento a Marcus Garvey, a pesar de que él fue impulsor de la organización de los trabajy los sindicatos en el Canal de Panamá.

En Panamá, tenemos la tendencia de obviar la existencia del racismo sistémico. Por eso, el uso del nombre Bayano es suficiente y de suma importancia, en mi opinión. Tenemos la tendencia a hablar de un Crisol de Razas, y hablar de todo aquí es como nada. Si miramos objetivamente, sin defender nada en particular, tendríamos que aceptar, por fuerza objetiva, que hemos sido excluidos.

El único candidato a presidente negro panameño fue Carlos A. Mendoza, pero no le permitieron correr cuando quiso, porque él llegó a ser presidente como primer designado a Obaldía. Desde entonces, no ha habido ninguno en una comunidad esencialmente con antecedente africano. En el último censo, cuando se le preguntaba al panameño si era afrodesendiente, decía: “no, yo no soy afrodesendiente ”.  Cando eso ocurre psicológicamente, el individuo tiende a sentirse atado a una posición inferior. Nos olvidamos de Victoriano Lorenzo, Pedro Prestán, y estoy siendo objetivo.

Una de las cosas que más detesto, es que mis antepasados antillanos, para tratar de evitar sentirse inferior, si se llamaban Brown, cambiaban el nombre por Moreno, y si era Smith, lo cambiaban por Simití. En el interior de la República hay un nombre nuevo: Simití,

Hay que darle mérito a los que trabajaron y sacrificaron sus vidas, como George Westerman, Sidney John, William Preston Stoute y Sam Like, muchos del movimiento sindical.

En 1947, se hizo una huelga en la antigua Zona del Canal y hubo un enlace con líderes del sindicalismo negro, pero exiliaron a algunos de ellos.  No hay que olvidar la Constitución de Panamá de 1941, cuando Presidente Arnulfo Arias decía que los antillanos y asiáticos éramos de inmigración prohibida.

Deja un comentario