Gente de Tonosí demuestra solidaridad y amor a los delfines

1
178

Gente de Tonosí demuestra solidaridad y amor a los delfines

(Redacción de Bayano)

Un rescatista jala por la cola a un delfín, en un intento por salvar al animal varado.
Un rescatista jala por la cola a un delfín, en un intento por
salvar al animal varado.

Un sentido de conciencia ambiental y solidaridad en defensa de la fauna reveló la población del distrito de Tonosí, tas darse el primer gran conato de varamiento de defines en aguas del Pacífico, confirmó a Bayano digital Darío Saavedra, colaborador de este medio informativo en la provincia central de Los Santos.

Hombres, mujeres y niños de diversas edades, bomberos, policías e integrantes de grupos conservacionistas entraron al agua para tratar de devolver al océano a los cetáceos, mucho de ellos con señales de agotamiento y golpes contra el lecho rocoso. “Ha sido una proeza y una demostración de ayuda voluntaria, que enaltece al pueblo santeño”, resaltó Saavedra.

Sin embargo, las autoridades ambientales advirtieron a los rescatistas que es necesario ser precavidos y respetar los protocolos vigentes para socorrer a animales atrapados, ya que en el intento de reorientarlos pueden ser heridos o lesionar a alguna persona. De hecho, jamás deben ser jalados o arrastrados por la cola.

El varamiento de unos 50 delfines en la playa Ostional, en el distrito de Tonosí, a unos 340 kilómetros al oeste de la capital panameña, podría estar asociado a sismos en el mar, y a otras causas, que son investigadas por científicos de este país.

La directora Nacional de Costas y Mares del Ministerio del Ambiente, Zuleika Pinzón, aclaró que el varamiento masivo en una ensenada es “excepcional” y debe ser investigado en profundidad, para descartar la contaminación por virus o bacterias.

Pinzón subrayó que no se ha detectado “marea roja” (proliferación de microalgas) en el área que pudiese haber afectado a los mamíferos marinos, de los cuales murieron diez. No obstante, no se descarta que haya una posible contaminación por bacterias o virus.

Por su parte, la veterinaria Lissette Trejos, del Ministerio del Ambiente, dijo que no se descarta que el fenómeno haya sido provocado por ondas acústicas o magnéticas, generadas por sismos en zonas marinas, que desconcertaron a los cetáceos de la especie conocida como Stenos o dientes rugosos, cuya población en el Pacífico Oriental Tropical podría llegar a 150.000 ejemplares.

Los animales varados tenían sus estómagos vacíos, mientras su condición corporal era bastante buena, según los análisis realizados, indicó Trejos. Se estima que los delfines dejaron de comer hace dos días, pero ello no provocó el varamiento.

Algunas veces, los delfines son golpeados por los movimientos desplegados por naves y artes de pesca de la flota atunera que opera en el Pacífico Oriental Tropical.

Los mamíferos marinos se alimentan de organismos que ocupan diferentes sitios en la cadena alimenticia, y desempeñan un importante papel biológico en el ecosistema.

1 COMENTARIO

Deja un comentario