Fukushima: el gobierno permite que los evacuados regresen, pero las áreas siguen contaminadas

0
15
A seis años del desastre, las autoridades del país asiático dieron permiso de reasentamiento en la aldea de Iitate.

Greenpeace

Tokio – Este año, que marca el sexto aniversario de la catástrofe, marca también el permiso de reasentamiento en áreas contaminadas como la aldea de Iitate, a pesar de que la radiación todavía supera los límites permitidos.

Un reciente estudio llevado a cabo por Greenpeace Japón determinó que las tasas de radiación anuales y de exposición a largo plazo en los hogares de Iitate, representan un riesgo para la población que podría volver a habitar el área. Incluso, en algunas zonas, los niveles son equivalentes a una radiografía de tórax por semana. Las órdenes de evacuación serán levantadas antes de fin de mes aunque el gobierno japonés confirmó que aún no realizó ninguna evaluación de los riesgos de exposición.

“En un intento de estimular a la industria nuclear, el gobierno de Shinzo Abe creó una falsa realidad en la que la vida en Fukushima puede volver a la normalidad. Según los resultados de nuestro estudio, simplemente no es así”, dijo Yuko Yoneda, Director Ejecutivo de Greenpeace Japón. “En lugar de aprender del desastre, el gobierno japonés busca reiniciar los reactores nucleares. Necesitamos eliminar la energía nuclear con urgencia y avanzar hacia un 100% de energías renovables, la única fuente segura y limpia que puede satisfacer las necesidades energéticas del país”.

Greenpeace conmemora a las más de quince mil personas que murieron en el terremoto y tsunami al este de Japón y a las decenas de miles que sobrevivieron al desastre nuclear, y le exige al gobierno japonés que brinde apoyo financiero completo a los sobrevivientes para que no se vean obligados a regresar a Fukushima por razones económicas. Se deben adoptar medidas de reducción de la exposición a la radiación al mínimo absoluto para proteger la salud pública, y permitir que los ciudadanos puedan decidir si desean regresar o no a la zona libres de coacción y coerción financiera. “Los derechos a la salud, la vivienda y el medio ambiente son atacados en un movimiento deliberado y calculado por parte del gobierno, y son las mujeres y los niños los que sufren las consecuencias”, aseguró Yoneda.

Greenpeace presentó una carta que detalla las violaciones de los derechos humanos de los sobrevivientes de Fukushima en las embajadas japonesas en Helsinki, París, Bruselas, San Petersburgo, Viena, Berna y Berlín.

No hay comentarios

Deja un comentario