Fuerza, determinación y voluntad para imponer la independencia y la soberanía de los saharauis

0
24
Pueblo saharaui sigue luchando, sin rendirse.

Fuerza, determinación y voluntad para imponer la independencia y la soberanía de los saharauis

Julio Palacios Sambrano
Ex diputado y ex presidente del Parlacen
Cédula: 9-129-241

Con el grito a todo pulmón, propio de la lucha incansablemente por el derecho genuino a sus libertad y a su autodeterminación, es que el hermano pueblo de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) se prepara para una serie de actividades conmemorativas de los 40 años de la cruenta invasión militar marroquí al Sahara Occidental, dando inicio a la heroica gesta de resistencia del pueblo saharaui bajo el liderazgo del Frente Polisario contra el colonialismo y la ocupación extranjera de la que es objeto.

Hace pocos días, en la ciudad de Madrid, durante la realización de la “40 EUCOCO”, manifestaba a los hermanos saharauis, ante más de 35 delegaciones de Estados, gobiernos, gobiernos locales, Asambleas Legislativas Nacionales (Argelia, Sudáfrica, Austria, Alemania, Argentina, Panamá, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Francia, Reino Unido, Hungría, Italia, Líbano, Mauritania, Mozambique, Nigeria, Noruega, Portugal, Suiza, Suecia, EE.UU., Eslovenia, Egipto y Kurdistán), Organizaciones No Gubernamentales (Amnistía Internacional, Humán Right Watch, Red Euromediterranea de Derechos Humanos, etc.), que nosotros los panameños entendíamos esa realidad, lo difícil que son los procesos independentistas y lo complicado de los procesos de separación.

Dije que entendíamos, perfectamente, lo aún más complejo que es un proceso de descolonización, ya que Panamá había vivido esas tres etapas. Por esas razones, fue que bajo el liderazgo del general Omar Torrijos Herrera, en el año 1977, Panamá se convirtió en el primer país latinoamericano en reconocer al gobierno y pueblo de la República Árabe Saharaui Democrática y entabló inmediatamente las relaciones diplomáticas con la RASD.

Unos 40 años después, la lucha continúa, pero por desgracia la administración gubernamental anterior, que entre tantos desaciertos y bochornos internacionales, que entre tantos errores y desatinos políticos y diplomáticos, rompió las relaciones diplomáticas históricas que Panamá tenía con el pueblo saharaui. Fue una acción imperdonable, dada la posición histórica que este país ha mantenido con todos los pueblos del mundo y desconociendo un principio diplomático fundamental, que indica que después de haberse reconocido a un Estado como libre e independiente, esa condición no se puede revocar. Sin ningún motivo, el gobierno anterior rompió las relaciones diplomáticas son los saharauis.

El PRD, a través de la Secretaria de Relaciones internacionales, mantiene los vínculos y realiza ingentes esfuerzos por renovar permanentemente nuestros compromisos. Apelamos a que el gobierno nacional, a través de la Cancillería, realice todos los esfuerzos necesarios para que Panamá reivindique este compromiso histórico con el hermano pueblo de la República Árabe Saharaui Democrática, y reanude las relaciones diplomáticas que desafortunadamente el gobierno anterior suspendió.

La lucha ejemplar y pacífica que el pueblo Saharaui ha llevado a cabo durante 40 años debe llegar a su fin, y Panamá, una vez más, debe hacer gala de sus mejores dotes diplomáticas para contribuir a esta noble aspiración.

En lo que a mí respecta, continuaré desde nuestra trinchera diciendo “no al colonialismo, no a la opresión infame”, y velando por la independencia justa y merecida del pueblo saharaui, en su afán de buscar su autodeterminación y su libertad. Seguiré abogando por esta noble causa, con una actitud firme e inquebrantable, la cual es el legado internacionalista y solidario que heredé de la doctrina de nuestro general Omar Torrijos Herrera.

No hay comentarios

Deja un comentario