Ex embajador de EE.UU. reconoció injerencia interna en Panamá

0
18
Ex embajador de Estados Unidos en Panamá, John Feeley.

Panamá, may (PL) – El exembajador estadounidense John Feeley reconoció públicamente la injerencia directa de su gobierno en los asuntos internos panameños, según declaró a un medio de su país, que resalta aquí la prensa local.

En un adelanto de su edición del próximo 28 de mayo The New York Worker publicó una entrevista en la cual Feeley aseveró su participación personal en la detención del ex presidente Ricardo Martinelli, en la ciudad estadounidense en Miami, y expresó: “presioné para que lo arrestaran”.

Según el ex diplomático, con esa acción se “envió una señal de que la impunidad para la cleptocracia a gran escala no sería tolerada y podría ser superada por la cooperación judicial de estado a estado”, ante el rumor en Panamá que autoridades de la nación norteña lo protegía, dijo.

En una primera reacción el abogado Eduardo Aizpurúa escribió en Twitter que el exembajador violó la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, que en su artículo 41 obliga “a no inmiscuirse en los asuntos internos del Estado receptor”.

“Pero este señor no sólo se involucró en asuntos de Estado, sino que confiesa que tuvo injerencia en el MP (Ministerio Público) y el Ã’rgano Judicial, aún más delicado”, apuntó.

Las declaraciones del ex diplomático confirmaron las dudas de que Panamá negoció las relaciones con China a espaldas de Estados Unidos, pues Feeley reveló que preguntó al respecto en 2016 y 2017 al presidente del país, Juan Carlos Varela, por informaciones que recibió, y el mandatario negó tales conversaciones.

El considerado procónsul por analistas nacionales al denunciar la intrusión durante su cargo, confesó que pidió al Ministerio de Seguridad istmeño no admitir acuerdos de transferencia tecnológica de comunicaciones con China, porque podrían usar la infraestructura para espionaje.

Aseguró que presionó mucho “para retrasar, desviar y obtener el contrato” con la transnacional china de comunicaciones Huawei, que tiene una sede en la caribeña Zona Libre de Colón, en la entrada atlántica del canal de Panamá y Feeley logró que su instalación fuese ejecutada por la estadounidense General Dynamics, según el exembajador.

Durante su mandato, Estados Unidos sancionó extraterritorialmente a la familia Waked, integrada por empresarios panameños de origen libanés, y Feeley fue a los medios a defender la medida por considerar que su país tenía “razones para dudar”, a pesar de que ello puso en peligro el empleo de miles de nacionales.

A pesar de que los consideró “unos de los blanqueadores de dinero y conspiradores criminales más importantes del mundo”, el diplomático aseguró en la entrevista que trabajó en silencio para lograr una solución que salvaría al veterano diario La Estrella, una de las propiedades de los sancionados.

Por su parte, el comentarista Juan Carlos Tapia dijo indignado en su columna televisiva: “Le faltó decir que también empujó a que metieran a los Waked en la Lista Clinton. Siempre lo dije, que era un falso y deshonesto funcionario. O él usó a las autoridades panameñas o ellas lo utilizaron a él”.

Deja un comentario