Etnia negra en Panamá relama derechos sociales

0
22
Afrodescendientes exige pleno reconocimiento.
El último día de mayo de 2017, la Coordinadora Nacional de Organizaciones Negras Panameñas (CONEGPA) emitió un comunicado para reafirmar la lucha por los derechos sociales y demandar reconocimiento, justicia y desarrollo.
Bayano digital abre las páginas de esta edición para reproducir el texto de ese pronunciamiento, en el que se resalta la necesidad de hacer de Panamá un país con equidad, donde prevalezca el respeto hacia las raíces multiétnicas y multiculturales.

Han pasado 17 años, desde que fue declarado por ley de la República de Panamá, el 30 de mayo, como Día de la Etnia Negra, un espacio para reflexionar, reivindicar y exaltar la identidad, la cultura y los aportes que hemos realizado desde los inicios de esta nación.

Hoy podemos expresar, que ese esfuerzo por fijar la efemérides, mediante ley, que fuera liderado por Don Claral Richard, Elías Colley, Ruth Colly, Noel Foster, Osman Nicholas, Uriah Ashley y tantos otros dirigentes del movimiento social afropanameño, ha logrado calar hondamente en la sociedad panameña, que celebra su negritud durante todo el mes de mayo.  

Para el movimiento social afropanameño, la reciente  creación de la Secretaria Nacional para el Desarrollo de los Afropanameños (SENADAP), aun cuando no logró materializarse como una institución con autonomía, es un avance significativo, alcanzado luego de 10 años de perseverante lucha. Vale recordar que fue en el año  2007, con la elaboración y entrega,  por parte de la sociedad civil organizada, del documento de la Política y Plan para la Inclusión Plena de la Etnia Negra Panameña, que se solicitó la creación de esta Secretaría.

En días recientes, el Gobierno Nacional anunció la designación de la primera Directora de la Secretaría Nacional para el Desarrollo de los Afropanameños (SENADAP), luego de aprobada la ley, hecho que saludamos de manera especial por recaer en una joven mujer afropanameña, la licenciada Urenna Best.

Ciertamente, el desafío es grande, porque el ejercicio de dicho cargo requiere de una visión clara  y el desarrollo de una estrategia política independiente del partidismo y alejado del oportunismo de algunos, para iniciar la construcción de una instancia fuerte, robusta y con decisión firme e inquebrantable de diseñar y poner en ejecución políticas públicas, largamente esperadas, a favor de la población afrodescendiente del país, de modo que haya reconocimiento, justicia y desarrollo efectivos.

La ocasión es propicia para señalar que la Coordinadora Nacional de Organizaciones Negras Panameñas (CONEGPA)  está dispuesta a aportar a todos los esfuerzos que se realicen con esos propósitos, siempre y cuando la dirección de la Secretaría Nacional para el Desarrollo de los Afropanameños (SENADAP) tenga y ejerza la independencia política requerida en una institución de su naturaleza, porque a nuestro entender no haría sentido alguno que con la nueva designación tengamos más de lo mismo.

El contexto de la conmemoración del Mes de la Etnia Negra 2017 viene marcado especialmente por el inicio del tercer año del Decenio Internacional de los Afrodescendientes (2015-2024) fijado por la Organización de Naciones Unidas (ONU). Los desafíos son muchos, siendo la inclusión social plena la meta máxima por alcanzar. Pero en el camino, existe un conjunto de temas por abordar y resolver.

La inclusión en el currículo de la educación básica y media de la enseñanza de la historia, la cultura y el aporte de los afrodescendientes a la construcción de la nación panameña es una asignatura pendiente, y que aparece a la cabeza de las necesidades y demandas del movimiento social afropanameño.

El combate frontal al racismo institucional y la discriminación racial en la sociedad panameña, sean estas abiertas o solapadas, no debería encontrar reposo. El perfilamiento racial a los jóvenes afropanameños debe ser encarado y frenado. La puesta en marcha de políticas públicas debe servir el propósito de ir construyendo un Panamá cada vez más inclusivo, que reconozca su diversidad étnica, y vaya en procura de la equidad social.

Por otro lado, la participación protagónica en la preparación y la realización de la inclusión de la variable étnica en los Censos del 2020 será una tarea estratégica.

Del mismo modo como la Coordinadora Nacional de Organizaciones Negras Panameñas (CONEGPA) asumió, desde el inicio, el compromiso de que la Ley 9 del 30 de mayo del 2000 (Día de la Etnia Negra), no quedará como letra muerta o engavetada, siendo cada año más conocida y promovida a nivel nacional, así mismo actuaremos ahora, con decisión, contra todo pesimismo y negativismo que algunos en el movimiento social afro ya pregonan, en el sentido de que  la nueva directora de la SENADAP no hará nada en estos dos años que restan de Gobierno. Empujaremos esa “nave” aún, y, sobre todo, cuando los vientos se presenten en contra. Y cuando haya que realizar “reparaciones” y reencausar rumbos, allí estaremos, críticos y prestos a meter el hombro. Así, dicho en panameño.

En ese sentido, la Coordinadora Nacional de Organizaciones Negras Panameñas (CONEGPA) se compromete a contribuir y vigilar para que la Secretaría Nacional para el Desarrollo de los Afropanameños (SENADAP) y su directora puedan fortalecerse y aportar, en el máximo de las posibilidades, a crear mejores condiciones para el proceso de inclusión social plena de la población afrodescendiente del país.

Al igual que durante los últimos diecisiete años, este mayo, junto a toda la nación panameña, celebramos nuestra identidad y fortalecemos nuestras luchas.

 

No hay comentarios

Deja un comentario