Energías renovables, un camino hacia el futuro

0
5
Funcionamiento de primer parque solar en Cuba.

Por Teyuné Díaz Díaz

La Habana (PL) – Los combustibles fósiles son recursos naturales que por las características en su formación y uso desmedido se agotarán en algún momento, certeza que condujo al ser humano a buscar nuevas fuentes de energía alternativa.

Desde hace décadas, los expertos están enfrascados en utilizar nuevas formas de energía, como pueden ser la eólica que utiliza la fuerza de los vientos, la hidráulica, la biomasa, o la fotovoltaica que aprovecha la luz de sol.

En el contexto de la reciente IX Conferencia Internacional de Energías Renovables, Ahorro de Energía y Educación Energética, Prensa Latina conversó sobre el desarrollo al respecto en el mundo con el profesor titular de la Universidad de La Habana, Daniel Stolik, quien destacó los progresos en el tema.

Stolik resaltó que a lo largo de los años se aprecia un avance espectacular, y agregó que su empleo actualmente es suficiente para satisfacer una parte importante del consumo mundial.

Especificó que particularmente la solar se extiende con mayor firmeza, pero que su avance se produce en aquellas regiones del planeta donde se ubican los países de mayor desarrollo que su vez tienen menos sol.

En países como Cuba

El profesor Stolik agregó que en países como Cuba, aunque reciben con mayor intensidad los rayos solares, se emplea poco la fotovoltaica.

Consideró que América Latina y el Caribe, y África, donde las emisiones son más fuertes, se pueden obtener mejores resultados.

La energía solar fotovoltaica (ESF) aporta en estos momentos poco a la electricidad mundial -alrededor de uno por ciento-, pero gradualmente va en incremento y se transformará en una parte muy importante de la generación eléctrica global, en términos de 20 a 40 años, aseguró el investigador.

Al referirse a la situación de Cuba en el campo de las renovables, explicó que la nación no cuenta con importantes recursos hidroeléctricos, y aunque la energía eólica tiene buenas posibilidades, defendió que los 110 mil kilómetros cuadrados del país están aptos para implementar la ESF.

Stolik añadió que se puede ubicar la fotovoltaica en cualquier lugar, ya sea en áreas grandes o pequeñas, encima de las azoteas, en el suelo, y destacó además entre sus ventajas que carece de intrusión auditiva y es libre de contaminantes.

No obstante, pese a las posibilidades de la ESF su empleo deberá ser paulatino porque a pesar de la disminución de los costos, es necesario que desciendan todavía más, estimó.

Para Cuba el tema de las energías renovables es de vital importancia, por ello desde hace años se encarga de organizar el mencionado evento bianual, cuya primera edición data de 1999.

Se trata de un encuentro donde se realizan conferencias magistrales, ponencias y otras acciones, dirigidas a analizar esas fuentes alternativas y sobre todo su proyección hacia el futuro.

Este año, participaron países como Ecuador, Qatar, Turquía, Nicaragua, México, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Canadá, España, Chile, Francia, Colombia y Argentina, y se presentaron unos 200 trabajos.

De la historia

Durante el intercambio con Prensa Latina, Stolik recordó que cuando comenzó a implementarse la energía fotovoltaica muchos detractores aludían como principal problemática los elevados costos para su aplicación, pero algunos investigadores defendían su empleo al considerar que en algún momento estos se abaratarían.

La ESF en sus inicios trajo muchas contradicciones entre científicos y especialistas, señaló, por la necesidad de realizar cuantiosas inversiones y por lo cual no valía la pena su aplicación en la superficie.

Por tal motivo sus primeras instalaciones vieron la luz en el espacio, un lugar donde no importaba el costo, la ecuación era sencilla: tienes o no tienes energía, y con esta solución se logró energizar los satélites.

Luego, continuó el profesor, se empezó a colocar en superficie en lugares aislados, lejos de la red donde era más costoso montar una línea eléctrica que establecer un sistema de ESF, por eso se escogieron zonas donde había faros o en las boyas.

Paulatinamente, se desarrolló la energía solar y en la medida que sus precios disminuyeron comenzó a aplicarse en el sector residencial, sobre todo en aquellas naciones donde el kilowatt hora (kw/h) es elevado.

A paso lento la comenzaron a utilizar los comercios, hasta los grandes parques que hoy son el motor impulsor de la fotovoltaica. A modo de curiosidad, Stolik explicó a Prensa Latina que el avance de los parques fotovoltaicos es tan grande que en estos momentos se pueden encontrar sobre superficies marítimas.

La época donde existían criterios desfavorables sobre la energía solar ya terminó, porque ya se conoce que la ESF es buena, pero ahora los problemas y los retos son otros, y además su desarrollo es indetenible, concluyó.

No hay comentarios

Deja un comentario