En ambigua posición, Panamá rechaza intervención militar contra Venezuela

0
9
Multinacionales petroleras buscan retomar el control del petróleo venezolano.

(Redacción de Bayano Digital)

Tras criticar al gobierno del presidente venezolano, el vicecanciller panameño, Luis Miguel Hincapié, afirmó en forma ambigua que Panamá rechaza una intervención militar contra Venezuela, y que, en cambio, aboga por una solución negociada al conflicto político entre gobierno y oposición en ese país sudamericano.

Hincapié participó el domingo en el foro de opinión “Radar”, en la televisora TVN (Canal 2), donde sostuvo que cuando el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence aludió a una posible intervención contra Venezuela, “todos los países de Latinoamérica rechazaron esas medidas”.

“En el tema de la intervención militar, lo he expresado muchas veces, que no estamos de acuerdo con una intervención militar”, acoto el viceministro panameño de Relaciones Exteriores.

Hincapié negó que la decisión de aplicar visa estampada en el pasaporte de los venezolanos que ingresen a Panamá a partir del 1 de octubre, esté relacionada con la visita a este país del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, quien pidió a otros países aumentar la presión sobre el gobierno de Caracas.

Pence arribó a Panamá el 17 de ese mes, como parte de una gira que incluyó a Colombia, Argentina y Chile, para ventilar temas de seguridad regional y la posición ante Venezuela, a cuyo gobierno fustigó desde el Canal de Panamá por la supuesta “violación de derechos humanos”

En varias ocasiones, el vicepresidente estadounidense elogió a Panamá por ayudar a Washington y ser el único país latinoamericano en integrar la alianza bélica contra el Estado Islámico. Al respecto, el ex canciller Jorge Eduardo Ritter, dijo que llamó la atención que Pence hubiese utilizado el Canal de Panamá como escenario para hacer llamados contra el Estado Islámico.

Por su parte el abogado y empresario Adolfo Linares se preguntó qué pudo ofrecerle Estados Unidos a Panamá, para que ese país ponga en riego la neutralidad del Canal interoceánico y se convierta en blanco de posibles atentados terroristas.

Previamente, los presidentes de Colombia y Chile manifestaron su desacuerdo con una intervención militar en territorio venezolano en instaron a propiciar en la región el camino de la paz y desechar el intervencionismo y la agresión militar.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, aseveró tras su encuentro con Pence, que en “nuestras conversaciones dejamos claro que Panamá es un aliado y socio estratégico de Estados Unidos”, lo que equivale a estar dentro de un club que no latinoamericano.

Añadió que “Panamá tomará medidas en los próximos días, que respaldan el retorno a la democracia en Venezuela”, aunque no las detalló en forma inmediata. El gobierno venezolano espera conocer esas medidas, para poder emitir un pronunciamiento oficial.

Panamá es signataria de la denominada Declaración de Lima, que desconoce a la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela y señala que el gobierno venezolano “no cumple con los requisitos ni obligaciones de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas”.

No hay comentarios

Deja un comentario