El rechazo del convenio Filós-Hines de 1947

0
28
Los medios reflejaron la protesta popular en 1947. El pueblo enardecido rechazó el Convenio de Bases en suelo panameño.

* Cuando se aproximaba a su final el cuarto decenio del siglo XX, un acontecimiento extraordinario sacudió la conciencia de los pueblos latinoamericanos: la unidad del pueblo panameño para oponerse a la presencia de bases extranjeras en su territorio.

* Bayano digital destaca ese hecho histórico, acaecido el 12 de diciembre de 1947, y comparte con los lectores un artículo publicado originalmente en el diario La Estrella de Panamá, que ilustra esos acontecimientos de gran impacto político.

Por Pantaleón García B.
Profesor

El arrendamiento de 14 sitios de defensa fuera de la Zona del Canal, luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial, fue uno de los grandes retos que Panamá tuvo que enfrentar con Estados Unidos, a mediados del siglo XX. El 10 de diciembre de 1947, los gobiernos de Panamá y Estados Unidos firmaron el convenio Filós-Hines, para prolongar la presencia de 14 bases militares estadounidenses, fuera de la Zona del Canal.

La aprobación del mismo, provocó reacciones de júbilo en la prensa de Estados Unidos. Periódicos como el Daily News, New York Herald Tribune, New York Times, Times y Evening Star, mostraron su complacencia por el acuerdo logrado. En Panamá, al conocerse la firma de ese convenio, se produjeron protestas en contra de lo acordado. La Federación de Estudiantes de Panamá declaró una alerta para todas las asociaciones federadas del país y los líderes estudiantiles del Instituto Nacional, declararon un paro general. El mismo fue apoyado por otros colegios a todo lo largo del país. La Asociación de Profesores y el Magisterio Panameño Unidos también se sumaron a las protestas y declararon un paro nacional para exigir al gobierno nacional la eliminación de ese convenio.

Los líderes estudiantiles decidieron convocar una marcha a la Asamblea Nacional para el día 12 de diciembre. En la mañana de ese día, el ministro de Relaciones Exteriores, Francisco Filós, junto con los jefes de la Policía Secreta allanaron el campus de la Universidad, que quedaba en los locales del Instituto Nacional, en busca de líderes estudiantiles que adversaban el proyecto de Tratado y en la tarde, la Policía Nacional reprimió a los estudiantes y pueblo en general que marchaban hacia la Asamblea Nacional.

La represión desatada por la Policía Nacional, bajo el liderazgo de José Antonio Remón Cantera, recibió el rechazo y condena de la población nacional y de los partidos políticos que existían en ese momento. El día 16 de diciembre, más de 10.000 mujeres vestidas de blanco, realizaron una marcha por las principales calles de la capital, pidiendo el rechazo del Convenio Filós-Hines.

En la sesión del 22 de diciembre, la Asamblea Nacional rechazó, unánimemente, el mencionado convenio, ante la alegría de miles de personas que concurrieron a presenciar la suerte del Filós-Hines. Luego del rechazo del convenio, hubo diversas reacciones tanto internas como externas. En Panamá, los gremios educativos y otras instituciones nacionales decidieron suspender el paro que habían iniciado para exigir el rechazo del convenio de bases.

En el Congreso de Estados Unidos, algunos líderes políticos vieron en el rechazo, una actitud hostil del pueblo panameño y, por lo tanto, pensaron que el gobierno estadounidense tendría que considerar mejor la posibilidad de gastar millones de dólares en un lugar que no brindaba las seguridades necesarias para la defensa del canal. Casi todos estuvieron de acuerdo en que se buscara otro lugar para construir un canal porque en Panamá no era seguro para su defensa, por la actitud del pueblo de Panamá. Los periódicos más importantes de ese país, también lamentaron la decisión del pueblo de Panamá de rechazar el convenio de 1947.

El ejemplo dado por los estudiantes, los docentes y el pueblo en general en 1947, son los parámetros a seguir para que hoy, estudiantes, docentes y pueblo en general, nos unamos en pro de nuevos retos que enfrenta el Panamá de hoy, como lo son: una mejor educación científica-técnica, pero con una profunda formación humanista para enfrentar los retos del mundo globalizado, para hacerle frente a la crisis del cambio climático, la inseguridad, la violencia, la falta de salud y agua para todos los sectores nacionales.

Si en 1947, la alianza de todos los sectores nacionales hizo posible el rechazo del convenio Filos-Hines, hoy es posible esa unidad de todos los sectores nacionales para alcanzar mejores días para los panameños. Esa es la lección que nos dejó la generación del 47, hace unos 68 años. Hoy día las protestas las hacemos a través de las redes sociales, pero no las complementamos con una militancia más concreta, de manera pacífica para demostrar nuestro apoyo o descontento frente a una acción que nos pueda favorecer o perjudicar.

Deja un comentario