El Dedo

0
101

El Dedo

Por Niko Jones

  • Cerca de la sede del Partido Panameñista vieron caminando, de día, al doble del sabio griego Diógenes. Llevaba una lámpara encendida y repetía: ¡busco a un líder! Algunos le sugirieron que buscase al poeta atómico Javier Hernández.

  • Estadistas y jefes de conglomerados mencionados en “Panama Papers” empiezan a renunciar, uno por uno. Sin embargo, en Panamá, los involucrados siguen tomando café en el Boulevard Balboa, como si nada sucediera. ¡Qué bellacos!
  • ¿Será cierto que Mossack Fonseca fue víctima de su propia tacañería, al no contratar un sistema eficiente contra los “hackers”? Ahora, la firma tendrá que pagar 1.000 veces más y sus clientes serán medidos con una vara y una cuarta más.
  • Hollande aclaró a “Ninja Turtle” que “Vive la France” no significa “Juega Vivo”. En todo caso, parece que hay una propuesta de leer juntos El Principito (Le Petit Prince), de Antoine de Saint-Exupéry, para limar asperezas.
  • Viejas beatas recomendaron rociar el Palacio de Las garzas con agua bendita, usar sahumerios y trapear el piso con “Las Siete Bandas”, para ver si espantan a los malos espíritus del sistema financiero. ¡Qué gran idea, corearon en el Opus Dei!
  • “Panama Papers” ha puesto a prueba la lealtad de los ministros de Estado y levantado sospechas de indiscreciones en materia de datos filtrados. Por el momento, no se espera escuchar de ellos la expresión “¿Señor, seré yo?”
  • Hay banqueros poniendo barbas en remojo, tras el avispero internacional. Otros, que ayudaron a financiar propiedades inmobiliarias con menos metros que los previstos en contratos de compra y venta, son observados por la ACODECO.
  • Panamá está dentro de una especie de berenjenal, en una historia sin fin, en la que los capitales se vuelven volátiles y los negocios offshore pueden irse a pique. Un gran desmadre puede terminar “pateándole la paila” a muchas familias.
  • El más optimista de todos, es Jorge Luis Quijano, administrador de la ACP, quien espera reunir en el Canal de Panamá a 70 presidentes en la inauguración del tercer juego de esclusas, que no llevará el nombre de Omar Torrijos.
  • De hecho, Torrijos ha sido el gran ausente en el Canal que consiguió recuperar con el apoyo del pueblo panameño. Parece que algunos quieren que las nuevas generaciones olviden la memoria colectiva y el legado de luchas.
  • En la Junta Directiva de la vía interoceánica falta un obrero. En vez de resolver esa exigencia, el gobierno de “cara dura” ha preferido designar allí a un “yes man” de las multinacionales, las mismas que lo tienen metido en los “Panama Papers”.
  • Una pegunta para Varela: ¿Recibirá con entrañable afecto al representante de USAID en Panamá, después de saber que esa agencia patrocinó parte de la investigación que desató el merequetengue de Mossack Fonseca? Piénselo y nos avisa.
  • La lucha contra el Aedes aegypti sólo se puede ganar con el apoyo de las comunidades. Si no podemos entender esa verdad, es porque somos unos insectos.

No hay comentarios

Deja un comentario