El Dedo

0
21

El Dedo

Por Niko Jones

 La chaparra María del Pilar Hurtado, ex directora del desarticulado DAS de Colombia, quería quedarse en Panamá para bailar un merecumbé vestida de “conejita”. Ahora demanda al Estado panameño en la CIDH. Recomendamos a la “coneja” respondona y con “carita de yo no fui”, que se ponga a hacer arepas en la cárcel, por escuchar lo que no debe.
 Epicuro, el de Viejo Veranillo, ha sugerido a las chicas del barrio que no compren bragas en Salsipuedes, Es mejor pagar al por mayor en Zona Libre de Colón, por esa prenda íntima, antes de que los avivatos de siempre suban la canasta básica y aumenten el precio al panty. ¡Qué horror!
 Si vas a comprar bicicleta, no lo hagas a lo loco en San Miguelito. Espera la promoción alcaldicia de triciclos y “bicis”. Eso sí, que estén bendecidos por la mano del alcalde que lucha contra los demonios y los chismes, y aprendió a cantar en sus viajes ¡Madrid, Madrid, Madrid!
 En las comunidades Juan Diaz y Pedregal le disparan a los moradores de día y de noche. Las víctimas de los balazos son principalmente mujeres. ¿Estará enterado de ello el jefe de la Policía, Don Omar Pinzón? La comunidad empieza preguntar si ganará el lado oscuro de la fuerza.
 Las armas de guerra encontradas en taxis y otros medios de transporte van a directamente a manos del crimen organizado. Es una tarea para el ministro de Seguridad Pública, Rodolfo Aguilera, saber cuál es la fuente de suministro de esos equipos bélicos y sus respectivas municiones.
 La Corte Suprema también es un hervidero. Han detectado en la oficina del magistrado Ayú Prado un olor a momia egipcia salida del sarcófago. ¡Qué Amón Ra los ayude!
 Representantes del sector inmobiliario quieren que los dejen seguir construyendo en Condado del Rey, bajo el lema “¡los vamos a ahogar!”. Simultáneamente, el Conep pide que el Estado no cobre impuestos inmobiliarios. ¡Qué bárbaros!
 La Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) reconoció que únicamente el cuatro por ciento de los importadores registrados cumple los requisitos de importación. Si suman el contrabando, veremos que la Salud de los panameños pende de un hilo. Ese es el amor que muchos empresarios le tienen al pueblo.
 El hombre del Súper 99, alguna ve llamado “el carroñero”, por importar productos a punto de vencerse, se convirtió en una especie de holandés errante y busca un estatus migratorio a su medida. Donald Trump mira de reojo a este personaje acusado de corrupción, pese a que lo acompañó en los días en que el famoso hotel en Panamá se inundó y se llenó de caca.
 Los Santos podría convertirse en la provincia del futuro, pero sin agua buena, ¿o no? Para encontrar el vital líquido, los agentes del Mida tuvieron que dejar de excavar pozos con coa. El agua está a gran profundidad, debajo de una inmensa piedra volcánica. ¡Pónganse las pilas, santeños, para no morir de sed!
 Sobre la vía Manuel Espinosa Batista hay un monumento a la Salud Mental. Tras el gobierno de los locos, sigue la locura. No está mal la idea de que el monumento se convierta en un lugar de peregrinación para quienes les falta un tornillo o tienen un enredo en su “azotea”. Este es un país de personas cuerdas, pero también de gente “goofy” y “ñampeada”,

Observación: va acompañado de la foto de un monumento, al final.

Pie de Foto: Monumento a la Salud Mental

No hay comentarios

Deja un comentario