El costo de “Panama Papers”

0
125

El costo de “Panama Papers”

El principal costo para los panameños, tras el estallido del escándalo financiero internacional “Panama Papers” es, sin duda, la pérdida de imagen de este país. Probablemente, en las próximas semanas, baje su calificación en el índice de calificación en la lucha contra la corrupción, pero, sobre todo, hay un vicio oculto que surge de un mundo oscuro y prohibido de negocios que son ajenos a la mayoría de la población.

Hace poco, Bayano digital había llamado la atención a las autoridades, sobre el abanderamiento de naves de dudosa procedencia que utilizan la bandera de conveniencia para navegar en los mares del mundo, e incumplen leyes laborales y de seguridad marítima. Nada se ha hecho, hasta ahora, para abordar con seriedad ese desafío, y es casi seguro que nada ocurrirá para garantizar el control de un modelo de negocios offshore, que beneficia a firmas que representan a multinacionales de espantoso pelaje.

El escándalo que envuelve a Panamá no ha surgido al azar en un mundo dominado por la codicia y el expolio. Es razonable suponer que alguien pasará a los panameños la factura de los entuertos. Pagarán los pobres y desposeídos, los que no tienen recursos para llevar a la mesa el pan, la leche y la miel encarecidos a través de un sistema criminal de especulación y explotación. Las víctimas de “Panama Papers” serán los pobres y, en alguna medida, el Centro Bancario Internacional (CBI), si se produce un declive o una corrida de depositantes por acciones de retorsión.

Los países industrializados que compiten por el dominio en una carrera global, en un nuevo reacomodamiento de los escenarios, también quieren aprovechar la coyuntura para sacar ventaja del escándalo, cuyas implicaciones alcanzan al poder político y económico en varios Estados e imponen a los de abajo el mayor costo de la insostenibilidad del sistema. De alguna forma, vuelve a resurgir, en esa madeja, el antiguo mito en el que el Cerbero guardaba la puerta del Hades (el inframundo griego) y aseguraba que los muertos no salieran y que los vivos no pudieran entrar.

“Panama Paers” no es un simple escándalo más. Golpea en forma directa a Panamá y los panameños deben tomar plena conciencia de que, independientemente del zafarrancho mediático en el que está envuelto el país, es necesario reaccionar, corregir entuertos y discutir entre todos los ámbitos el país que queremos para las actuales y nuevas generaciones. Es inaceptable vivir bajo el dogal de quienes venden el país al mejor postor y utilizan la posición geográfica para el lucro desmedido de una casta financiera.

El pueblo panameño debe empinarse y afrontar con valentía los hechos que lastiman la dignidad nacional y ello obliga a limpiar su propia casa de la inequidad, el dolo y la corrupción rampante.

No hay comentarios

Deja un comentario