El artista Milo Lockett se sumó al reclamo por los bosques nativos

0
2
“Estamos interviniendo una botella de una marca que dice ser sustentable y sin embargo le compra limones a una empresa que destruyó bosques nativos”, dice Milo Lockett.

Los bosques no se negocian: destruirlos es un crimen, restaurarlos es una obligación.

Greenpeace Argentina

Buenos Aires, 1 de noviembre de 2017. – El artista plástico Milo Lockett se convirtió por un día en activista por la protección de los bosques argentinos. Junto a Greenpeace, instaló una botella de 2 metros de altura frente a las oficinas de The Coca-Cola Company y desplegó su arte con el mensaje “Sprite, reforestá ya”.

Los ecologistas reclamaron a la marca de gaseosas que reforeste tres mil hectáreas que desmontó su proveedor en Salta, La Moraleja S.A. –que le suministra el jugo de limón concentrado– y que establezca una política de Cero Deforestación para sus proveedores.

“Estamos interviniendo una botella de una marca que dice ser sustentable y sin embargo le compra limones a una empresa que destruyó bosques nativos. Por eso, a través de esta acción ponemos en escena una problemática urgente para que la sociedad la conozca”, dijo Lockett.

El artista, oriundo del Chaco, comparte la preocupación de la organización ambientalista por la emergencia forestal en la que se encuentra el país. Según las Naciones Unidas, Argentina está entre los 10 países que más destruyeron sus bosques en los últimos 25 años. El 80% de la deforestación se concentra en cuatro provincias del norte: Santiago del Estero, Salta, Formosa y Chaco.

Greenpeace viene denunciando casos de destrucción de bosques en todo el país y, a su vez, reclamando la sanción de una Ley de delitos Forestales que castigue penalmente a los responsables. Los desmontes provocan graves consecuencias como inundaciones, cambio climático y desertificación.

Milo Lockett sostiene un envase de pintura durante un día de activismo ecológico.

Pedile a Sprite que suspenda la relación comercial con su proveedor y reforeste los bosques nativos.

Posición de Greenpeace

Greenpeace lamenta que –a pesar de toda la evidencia disponible– The Coca-Cola Company y su proveedor de jugo concentrado de limón La Moraleja S.A. sigan negando la ilegalidad y el grave impacto ambiental de la destrucción de los bosques.

Ninguna agricultura puede ser considerada sostenible si se realiza a costa de la deforestación.

No hay comentarios

Deja un comentario