Educadores rechazan privatización de la Educación

por David Carrasco

0
98
  • El 65 por ciento de las escuelas de Panamá está en el sistema multigrado, en el que varios grupos reciben clases de un mismo docente. En el ámbito nacional, hay 2.135 escuelas multigrado, 16 en el área suburbana de Panamá y Panamá Oeste, y 1.678 en zonas rurales y 432 en zonas indígenas.

  • El 40 por ciento de los niños de 10 a 14 años vive en pobreza. El 34 por ciento de los adolescentes y jóvenes de entre 15 y 19 años vive en pobreza, y son propensos a la deserción escolar. En 2014, hubo unos 4.973 desertores en primaria, 9.064 en premedia y 4.065 en nivel medio.

La Asociación de educadores Veragüenses rechaza los planes de privatización de la educación Pública, disimulados a través de los denominados mecanismos de terciarización de los servicios administrativos o de modelos mixtos, que despojan al Estado de su facultad rectora en la formación de los jóvenes panameños.

Así lo señaló a Bayano digital Yadira Pino, una de las dirigentes de la Asociación de Educadores Veragüenses (AEVE), en respuesta a los desafíos que tiene por delante la Educación en Panamá.

Pino manifestó que a partir de la década de 1990 fueron introducidos en ese país mecanismos estructurales que desregularizan el sistema educativo panameño, con el objetivo de terciarizar servicios de la administración pública, que en el ámbito de la Educación tienen un efecto devastador mayor que en otras esferas del mercado.

“En Educación, estas reformas estructurales han venido a flexibilizar las condiciones laborales, pero lo más profundo en ese aspecto, es el desmejoramiento de la inversión o de la atención al rendimiento del aprendizaje a los estudiantes, con la disminución del presupuesto del Estado y el porcentaje de inversión en el sistema educativo”, acotó.

De hecho, la ministra de Educación, Marcela Paredes, reveló que ha sido desmantelada una red de corrupción de funcionarios que manipulaba las licitaciones millonarias de obras vinculadas al mejoramiento de planteles educativos. En Panamá, 955 escuelas no tienen luz eléctrica y otras carecen de agua potable, lo que demuestra un claro deterioro y abandono.

Pino reseñó que el origen de esos problemas radica en una corriente privatizadoras que resta capacidad de acción al Estado. “Los presupuestos para cada uno de esos centros ha ido en disminución o depende exclusivamente del número de estudiantes que existe en cada centro educativo”, puntualizó.

Aclaró que “no siempre los que poseen mayor matrícula tienen más necesidades que otros centros con menor matrícula”, lo que implica el diseño de respuestas que tomen en cuenta a las comunidades.

Privatización y sus efectos en la Educación

La dirigente veragüense resaltó que las políticas privatizadoras en Panamá fueron aplicadas con rigor tras el inicio de la invasión de Estados Unidos a Panamá, el 20 de diciembre de 1989. Recordó que los organismos financieros internacionales insistieron en esos ajustes, bajo el argumento de que este país había entrado en una etapa democratizadora que debía abarcar la Educación.

“Más que una política de Estado, lo que empieza a regir son programas o proyectos, como procesos temporales o paliativos, que no resuelven cuestiones de fondo, por ejemplo los indicadores de flujo: deserción escolar, analfabetismo y cobertura educativa”.

Pino calificó de “alarmante” el hecho de que haya unos 170.000 jóvenes en edad escolar que no estudian ni trabajan. En ese sentido, abogó por un diálogo serio para enfrentar los problemas que afectan a la Educación Nacional, en busca de soluciones efectivas.

Diálogo para enderezar la Educación

En ese sentido, criticó la decisión delas autoridades del ramo de pretender aplicar una jornada extendida de estudios, sin que haya las condiciones pedagógicas mínimas en los centros de enseñanza. Para ello, recomendó la suspensión de ese proyecto de jornada, y que sea iniciado un diálogo entre autoridades y gremios docentes, así como la búsqueda de adecuados presupuestos de funcionamiento.

El Ministerio de Educación maneja un presupuesto de 1.286 millones de dólares anuales. De esa cifra, 180 millones de dólares van a inversiones, pero Pino apuntó que hace más de 50 años no han sido construidos nuevos colegios, lo que sugiere el diseño de un plan de contingencia para la construcción y reparación escolar.

Autoridades educativas planean en 2016, el inicio de carreras intermedias en institutos técnicos. En el nivel técnico superior, serán construidos cinco institutos especializados en las provincias de Coclé, Chiriquí, Colón y Panamá.

No hay comentarios

Deja un comentario