Dignidad vs el show mediático y político

0
18
Ricardo Martinelli, cuando era buscado por la Justicia.

Por Juan Carlos Calzadilla
Ingeniero

  1. ¿Cuándo has visto en la historia panameña que alguien de la burguesía haya tenido una acción de develar sus nexos con los EE.UU.? Su condición subalterna no se lo permite. La conducta de empleado es parte de su biotipo político. Por su mente nunca pasaría enfrentar o rebelarse contra su amo.
  2. Todo lo que se ha dado en torno a este tipejo (Ricardo Martinelli) y sus adláteres, ha sido previamente montado y creado como panfleto de caricatura de una obra de teatro, pero con malos actores y un pésimo guion. No hay duda.

  3. Bajo esa pantalla u obra teatral mal concebida, se ha mantenido distraído o se intenta mantener distraído al pueblo y a la “clase política”, ya que el pastel de los grandes negocios espera el inicio de la repartición del tesoro.

  4. ¿Cómo es posible que el único cargo judicial que tiene en su contra ese señor es el de escuchas telefónicas? Casi todos los empleados subalternos cargan las condenas penales por robo al patrimonio de la nación, mientras que él obtiene beneficios y privilegios en el ámbito de la Justicia.

  5. O sea, el jefe es señalado por una falta secundaria y sus empleados son los ladrones. ¡Juegan con la inteligencia!

  6. Varios meses estuvo Martinelli bajo la protección de los EE.UU., cómplice de todas las fechorías, como conocedor silencioso. Se ha prestado al juego de entretener a Panamá y otros países que fueron partícipes de sus andanzas y al uso de las hachas bajo el paraguas imperial.

  7. ¿Por qué se decide, de repente, devolver al individuo a Panamá? El objetivo es claro: es tiempo de ordenar la nueva figura política para seguir escamoteando las riquezas del país, a partir del 2019. El plan burdo es lo de menos, pues el resultado es el mismo. El proyecto post invasión sigue en ejecución y con la llegada de proyectos multimillonarios con China, empieza a ser preparada la mesa para la repartición entre el capital financiero y comercial.

  8. A Martinelli no le pasará nada y los sectores que negociaron con el imperio después de la invasión pretenderán continuar llevándose miles de millones de dólares a sus cuentas bancarias, dejando al resto del país en cifras en rojo.

  9. Sólo la denuncia efectiva y la verdad cruda que desnuda la patraña crearán condiciones para nuevos niveles de lucha y reorganización de las fuerzas revolucionarias, en procura de un proyecto nacional único y estructurado desde las bases. Ese debe ser el camino a seguir.

  10. Martinelli no engaña a Panamá como un héroe creado por el imperio bajo un paraguas imperial.

Basta de engaño.

Deja un comentario