CELAC apoya integración y lucha contra el hambre

Por José de La Rosa Castillo

2
32

CELAC apoya integración y lucha contra el hambre

La IV Cumbre de Jefes de Estados y Gobiernos de América Latina y el Caribe de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), reunidos en Quito, Ecuador el 28 de enero de 2016, representa para los pueblos de la región un hito importante para enfrentar de manera conjunta los retos actuales y futuros de Latinoamérica y el Caribe.

Esa Cumbre giró sobre tres temas de alta prioridad consensuados entre los jefes de Estados y Gobiernos: Seguridad Alimentaria, las acciones financieras regionales frente a la crisis y el fortalecimiento de la integración política regional.

Los mandatarios reafirmaron el compromiso de privilegiar la consolidación y aplicación del Plan de Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre de la CELAC 2025, y reiteraron su solicitud de apoyo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, expresó su satisfacción con la declaración final, y aseguró su respaldo para la implementación del Plan, Resaltó que “esta nueva declaración ratifica una vez más que la seguridad alimentaria sigue estando al más alto nivel político de la región”.

Los países de América Latina y el Caribe enfrentan el reto de cumplir un rol extraordinario en la construcción del desarrollo sostenible y de un mundo pacífico, sin pobreza ni hambre. “No habrá desarrollo sostenible ni paz en el mundo mientras la gente siga sintiéndose excluida, mientras haya personas que siguen sufriendo de pobreza y hambre”, señaló Graziano da Silva.

Ante la crisis financiera que afecta a la región, la IV Cumbre de la CELAC reconoció que “problemas de liquidez que enfrenta actualmente la región latinoamericana y caribeña podrían prolongarse durante al menos una década, afectando gravemente el desarrollo económico y social. Si la región pudiera pasar del discurso a la acción concreta para defender sus intereses comunes, canalizar liquidez y complementar sus economías, estaría en condiciones mucho mejores para enfrentar la crisis”.

Los oradores en la Cumbre coincidieron en resaltar que la región ha avanzado mucho en la integración política y en el ámbito de la cooperación, con algunos resultados concretos, sobre todo a favor de la paz, pero los procesos se traban en lo técnico, cuando se trata de definir mecanismos integracionistas.

El académico y ex canciller del Ecuador Fander Falconí sostuvo que es una gran contradicción que a la región le falte liquidez, cuando tiene cerca de un millón de millones de dólares depositados en el exterior, en bonos del tesoro norteamericano o la banca inglesa.

Falconi adujo que esos recursos latinoamericanos en países del primer mundo pueden ser utilizados en proyectos de desarrollo. Justamente, dijo que es esencial que entre en funcionamiento el Banco del Sur. Ello no sólo permitiría canalizar recursos hacía América Latina y el Caribe, sino fortalecer la producción local, al dar predominancia a la compra regional.

Los delegados a la Cumbre admitieron que la CELAC se enfrenta a paradigmas, pero consignaron en una declaración que “si actuamos de esa manera, podemos construir una cooperación solidaria, con acción conjunta, sin egoísmo ni intransigencias, que puede ser ejemplo para ese mundo mejor que todos queremos construir”.

Los documentos aprobados por los presidentes instan a Estados Unidos a levantar el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, devolver el territorio insular de la base naval de Guantánamo, y poner fin a las políticas que estimulan la emigración ilegal de cubanos hacia territorio estadounidense.

La IV Cumbre del organismo integracionista concluyó con un llamado a redoblar los esfuerzos para erradicar la pobreza extrema y la desigualdad en la región, como parte de la agenda 2020, cuyos ejes incluyen la educación, ciencia, tecnología e innovación, el medio ambiente y el cambio climático, así como la infraestructura y la conectividad, y el financiamiento para el desarrollo.

2 COMENTARIOS

Deja un comentario