Ballenas en ruta de colisión

0
23
Ballena en ruta de colisión en aguas del Pacífico.

Ballenas en ruta de colisión

Las ballenas jorobadas son grandes mamíferos marinos que se alzan con elegancia sobre las aguas panameñas, en un recorrido de Norte a Sur del continente americano, y ofrecen un espectáculo único en el mundo de los cetáceos. Sin embargo, están expuestas a la colisión con naves que invaden su hábitat y generan riesgos de muerte.

Conocidas científicamente como Megaptera Novaeangliae, las ballenas jorobadas pueden ser avistadas en el Archipiélago de Las Perlas, el Golfo de San Miguel, la Bahía de Panamá, Isla Iguana, Coiba y El Golfo de Chiriquí, y generan anualmente la atracción de turistas que desean contemplar a los enormes cetáceos.

Hay evidencias científicas de que su medio acuático está cada vez más perturbado por lanchas y buques intrusos de la flota mercante y pesquera. Se estima que el aumento de la cantidad de usuarios del Canal de Panamá ampliado elevará en 2016 el riesgo de accidentes que involucran a mamíferos marinos de incomparable belleza.

En un intento por revertir esa situación, el biólogo marino Héctor Guzmán, del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés), y el capital Fernando Jaén, trabajaron en 2014 en el diseño de una autopista virtual de naves, para reducir el número de incidenes de colisión con las ballenas.

Pese a los esfuerzos de bajar el nivel de amenaza, las probabilidades de colisión son reales y no se eliminan con la reducción de la velocidad del tránsito de naves, a 10 nudos, a partir del paralelo 8. Un problema parecido hay en Costa Rica, por lo que Bayano digital llama la atención sobre la necesidad de ventilar el desafío.

En 2014, una propuesta de Panamá para la aplicación de cuatro dispositivos de separación del tráfico (DST), de buques comerciales que entran y salen del Canal de Panamá y los puertos, fue aprobada por unanimidad por la Organización Marítima Internacional (OMI), en Londres, pero el riesgo persiste.

El esfuerzo dirigido a proteger a las ballenas debe ser parte de una política de Estado, No es solamente un tema de responsabilidad de los científicos y empresas mercantes. En ese esfuerzo deberían participar grupos ecologistas, empresas de turismo, pescadores, las comunidades costeras y autoridades reguladoras.

No hay comentarios

Deja un comentario