Asamblea Nacional propone salida a crisis del agua

(Redacción de Bayano)

0
58

Asamblea Nacional propone salida a crisis del agua

En cumplimiento de su deber de responder en situaciones de riesgo colectivo, la Asamblea Nacional abrió un debate sobre la crisis del agua, bajo el argumento de que “en el futuro, las guerras o amenazas de guerras ya no sólo se darán entre las naciones por el petróleo, sino por el agua, si persiste la inercia de los dirigentes”.

Para dar los primeros pasos hacia una solución integral en defensa del medio ambiente, el cuerpo legislativo panameño desarrolló a fines de enero un foro sobre seguridad hídrica, e identificó como prioridad la elaboración de un proyecto que garantice la calidad, conservación y uso de los recursos vitales.

En la víspera del foro, el conferenciante Julio César Ávila, quien sobresalió en el Grupo Mundial de Parlamentarios para el Hábitat, se refirió a los avances en materia legislativa en su país natal, México, para la protección del agua y las fuentes de abastecimiento.

Ávila ilustró a los participantes en el foro sobre el impacto de leyes en la conservación y uso racional de los recursos hídricos. “La intención es aplicar las mejores prácticas y unificar un solo criterio, a través de los organismos descentralizados del agua”, recalcó.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional de Panamá, Rubén De León, resaltó en la inauguración del foro, que el evento fue diseñado como una hoja de ruta a favor del eficiente uso del recurso natural, amenazado por el abuso y la depredación.

De León recordó que el agua dulce tropical asegura el funcionamiento del Canal de Panamá, así como la producción de alimentos, y es útil en la industria y en la vida doméstica. “Reconozcamos que la llamada abundancia de agua… no se produce de forma continua y sistemática”, remarcó el diputado.

Sostuvo que el inicio de una segunda legislatura debe coincidir con un diagnóstico sobre la realidad del agua en Panamá, y el sistema de conservación y distribución. En ese sentido, recordó la reflexión del Papa Francisco, en la que alude al vital líquido y a los desafíos de la humanidad: “olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo”, “El agua es un derecho humano inalienable” y “tomar agua nos da vida, pero tomar conciencia nos da agua”.

Al dirigirse a los dirigentes de organizaciones sociales invitados al foro, el líder parlamentario subrayó que ha sido trazado un camino a favor del diseño de una política energética, ambiental e hídrica, cónsona con exigencias del crecimiento y desarrollo endógeno. Añadió que es indispensable sentar, entre todos, las bases de una cultura de educación ambiental en Panamá.

Para el presidente de la Comisión de Infraestructura, Juan Carlos Arango, el foro ha contribuido a afianzar la gestión integral, a través de la consulta ciudadana. A su vez, el presidente de la Comisión de Población, Ambiente y Desarrollo, Luis Barría, instó a la población a actuar de forma responsable y abogó por la aplicación de programas de reordenamiento y utilización del recurso hídrico.

Valentina Opolenko de Arjona, del Centro del Agua del Trópico Húmedo para América Latina y El Caribe (CATHALAC), Emilio Sempris, ministro encargado del Ministerio de Ambiente, y Carlos Vargas, de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), hablaron sobre “Visión de Agua en Panamá”, “Plan Nacional de Gestión Integrada de Recursos Hídricos de la República de Panamá” y “El Fenómeno de El Niño, experiencias en el Canal de Panamá”.

Al foro de seguridad hídrica, comparecieron el administrador de la ACP, Jorge Quijano, la directora del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN), Julia Guardia, y la vicealcaldesa de Panamá, Raisa Banfield. En ese escenario, se exhortó a los municipios a la conservación del vital líquido.

El jueves 28 de enero fueron instaladas cuatro mesas de trabajo, una de las cuales fue dirigida a preparar a gobiernos locales en la gestión de seguridad hídrica. El temario abarcó “Los municipios en el proceso de conservación y aprovechamiento de los recursos hídricos, “calidad y uso del agua de manera sostenible”, “Desarrollo científico y tecnológico del agua”, y “Experiencia y distribución del agua potable en Panamá”.

Las conclusiones de las cuatro mesas en el foro serán trasladadas al ámbito legislativo, para crear una ley marco con miras a preservar los recursos hídricos cada vez más amenazados en este país.

El presidente de la Comisión de Población, Ambiente y Desarrollo de la Asamblea Nacional, Luis Barría, aclaró que la idea central que inspira la organización de talleres y foros ambientales, es la participación ciudadana en la construcción de consensos.

“Si bien es cierto que somos un país con mucha agua, nosotros, los panameños, debemos darle un uso sostenible”, recalcó el diputado Barría. Lamentó que la falta de conciencia y malas prácticas hayan provocado daños a las cuencas hidrográficas o acentuado el despilfarro en la urbe, donde el agua potable es usada para lavar carros y asear a las mascotas.

Además, planteó la necesidad de disponer de un sistema funcional, para que los ríos mantengan su caudal en la estación seca. “La misma población tira basura y quienes construyen barriadas y urbanizaciones, devastan las quebradas, al igual que las industrias contaminan los ríos, es decir, hay un uso no sostenible”, acotó.

Fomentar la resiliencia en la planificación del gobierno central, encaminar y dirigir las propuestas a los organismos de financiamiento correspondiente, revisar la normativa vigente de aguas, y actualizarla adecuadamente, son algunas de las propuestas presentadas en las mesas de trabajo.

Resultados obtenidos en cada mesa

La mesa 1 ventiló el tema “Los municipios en el proceso de conservación y aprovechamiento de los recursos hídricos”, y recomendó fomentar la educación ambiental para la toma de conciencia de toda la población, dar seguimiento a las normativas legales para su fiel cumplimiento y unificar criterios, en el ámbito institucional, sobre la gestión del recurso agua.

En la mesa 2, se debatió sobre “Calidad y uso del agua de manera sostenible”, y se propuso la revisión de la normativa de agua vigente, para actualizarla. Los participantes recomendaron una política de Estado, de gestión integral del recurso hídrico, a mediano y largo plazo, así como promover la reforestación en las cuencas altas y bajas, en bosques de galería degradados, y la reforma de la ley 24 de 1992, sobre aspectos ambientales.

La mesa 3 abordó el tema “Desarrollo Científico y Tecnológico del agua”, y planteó un programa de incentivos fiscales para promotores de viviendas que incorporen en sus proyectos la reutilización de las aguas, la captación pluvial y el uso de tecnología de punta para el monitoreo de los acuíferos.

La mesa 4 resaltó la obligatoriedad del IDAAN en la planificación del desarrollo urbano y aprobación de los proyectos de viviendas y de distribución de agua potable, sobre la base planes de desarrollo. Asimismo, insistió en dotar a esa institución de personal idóneo y capacitado que fortalezca los mecanismos institucionales y garantice el suministro de agua apta para el consumo humano.

No hay comentarios

Deja un comentario