Antibióticos en la carne: Consumidores llaman a capítulo a McDonalds, Subway y KFC

0
64
Carne con antibióticos es usada en la elaboración de hamburguesas.

Antibióticos en la carne:
Consumidores llaman a capítulo a McDonalds, Subway y KFC

  •  Consumers International (CI) llamó a las mayores cadenas internacionales de restoranes, McDonalds, Subway y KFC, dejar de servir carne de animales que reciben rutinariamente antibióticos usados en medicina humana.
  •  La campaña se ha puesto en marcha durante la Semana Mundial de Concientización de la Resistencia a los Antibióticos, evento organizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La resistencia a los antibióticos está aumentando a niveles peligrosamente altos en todas partes del mundo. La OMS ha advertido que, sin una acción urgente, nos dirigimos hacia una era post-antibióticos, en la que las infecciones comunes y lesiones menores pueden volver a matar.

Alrededor de la mitad de los antibióticos producidos en todo el mundo se utiliza en la agricultura, con una gran cantidad utilizada para promover el crecimiento más rápido y prevenir, en lugar de tratar la enfermedad.

A pesar de la preocupación mundial por el uso excesivo de antibióticos, su uso en la agricultura debe aumentar en dos tercios para 2030: de 63.200 toneladas en 2010, a 105.600 toneladas en 2030.

La campaña

Consumers International (CI) escribió a McDonalds, Subway y KFC para preguntar sobre sus políticas internacionales relacionadas con el uso de antibióticos. A la campaña se han unidos 33 organizaciones miembros de CI en 29 países, entre ellos Japón, Corea del Sur, Francia, Namibia y Brasil.

Las cartas piden a las empresas que definan un plan de acción con plazos para eliminar gradualmente el uso rutinario de antibióticos utilizados en medicina humana en todas las cadenas de suministro de carne y aves de corral. Las empresas tienen hasta el 23 de diciembre para responder.

Hablando desde el Congreso Mundial de consumidores en Brasilia, Amanda Long, directora general de Consumers International, dijo:

“Si la resistencia a los antibióticos sigue creciendo sin control, los resultados serán catastróficos. Las cadenas globales de restoranes están en condiciones de utilizar su enorme poder de compra para tener un impacto real sobre el uso de antibióticos en la producción de alimentos, y así establecer la agenda para otras empresas y promover la conciencia pública acerca de esta crisis que se avecina”.

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, ha subrayado el papel de los consumidores en un discurso a los Ministros de Salud del G7, el mes pasado.

Adujo que las organizaciones de consumidores y la sociedad civil pueden desempeñar un papel importante en la lucha contra la resistencia a antimicrobianos. Dijo que “son motores importantes, activistas y protagonistas de primera línea, sobre todo en esta era de redes sociales. Los consumidores que cuestionan la seguridad de los alimentos producidos a partir de animales fuertemente medicados, y toman decisiones de compra consecuentes, pueden tener un profundo impacto en prácticas de la industria”.

No hay comentarios

Deja un comentario