Yacimientos Petrolíferos, la fuerza que transforma Bolivia

0
4
Instalación energética en Bolivia.

Por Claudia Dupeirón

La Paz (PL) – La nacionalización de empresas estratégicas en Bolivia permitió que el Estado recuperara sus recursos naturales y los hidrocarburos se convirtieron en motor fundamental de la economía.

Con ello, Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPFB) consolidó su puesto como la fuerza de transformación del país.

El 1 de mayo de 2006, el presidente Evo Morales nacionaliza los hidrocarburos. YPFB renace como empresa estatal y el 29 de octubre se firman nuevos contratos con las compañías petroleras privadas estableciendo hasta el 82 por ciento de regalías en favor del Estado Plurinacional.

Yacimientos Petrolíferos se encarga de operar y desarrollar la cadena de hidrocarburos, garantizando el abastecimiento del pedido interno, el cumplimiento de los contratos de exportación y la apertura de nuevos mercados, a fin de generar mayores ganancias a beneficio de los bolivianos.

Constituye, además, la primera firma del país que gestiona enteramente el Estado. En los últimos 10 años, YPFB proporcionó ingresos superiores a los 33.000 millones de dólares.

Según el presidente de esa firma, Ã’scar Barriga, es imposible hablar de la significación actual de la empresa sin mencionar la nacionalización, lo cual “marca un antes y un después de la economía boliviana, pues la estatal se convirtió en la que mayores aportes da al país”.

La empresa colabora con programas sociales del Estado como los bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy y la Renta Dignidad a fin de respaldar el desarrollo de los sectores que antes se encontraban relegados.

Al referirse al papel de YPFB, Barriga aseguró que el compromiso de la empresa será siempre beneficiar al pueblo boliviano, ‘dueño de los recursos naturales tras la nacionalización’.

Durante el VII Congreso Internacional Gas y Petróleo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), efectuado a finales de julio, el ministro de Hidrocarburos de la nación andino-amazónica, Luis Sánchez, resaltó los logros del país en el sector.

En 2005, Bolivia producía 30 millones de metros cúbicos de gas y actualmente se obtienen 60 millones, explicó. Además, después de la nacionalización, 3.5 millones de bolivianos cuentan con gas a domicilio frente a las menos de 50.000 familias que podían acceder a ese servicio antes de 2006, apuntó Sánchez.

La estatal instaló hasta el momento 23 estaciones satelitales de regasificación (ESR) en poblaciones rurales alejadas, donde carecen de gasoductos convencionales.

Según un informe de la empresa, en el marco de las políticas del cambio de la matriz energética nacional, las ESR llegan a seis departamentos, con excepción de Cochabamba, Chuquisaca y Tarija porque en estas regiones existe el sistema de ductos.

“Un año de gobierno de Evo Morales ha sido más efectivo que dos décadas de cualquiera de los gobiernos neoliberales anteriores”, indicó Sánchez.

En cuanto a la industrialización de esos recursos, entre los proyectos de YPFB están las dos plantas separadoras de líquidos y los procesos para exportar Gas Licuado de Petróleo (GLP) que dará nuevos ingresos de divisas al Estado, señaló.

Dentro de los planes de industrialización se encuentra la fábrica de amoniaco y urea, ubicada en Bulo Bulo, departamento boliviano de Cochabamba.

El presidente Evo Morales confirmó para el mes de septiembre el inicio de operaciones comerciales de la nueva industria que constituye el primer proyecto petroquímico concluido en el país.

La fábrica de Bulo Bulo forma parte de los procesos de industrialización del gas natural, a fin de diversificar los ingresos económicos para el Estado boliviano.

Según un informe del Ministerio de Economía, la fábrica generará dos mil millones de dólares en los siguientes 20 años. Dicho proyecto corresponde a la segunda fase de industria petroquímica, del proceso de industrialización del gas.

La primera etapa concluyó con la construcción y puesta en funcionamiento de las plantas separadoras de líquidos Río Grande (Santa Cruz) y Gran Chaco (Tarija), ambas garantizan el gas licuado de petróleo (GLP) para el mercado interno y la exportación.

La industria de urea demandó una inversión de 895 millones de dólares y fue construida por la empresa surcoreana Samsung Engineering Co. LTD. Del volumen total del fertilizante, el 20 por ciento será para el mercado interno y del 80 para la exportación.

Hasta el momento una empresa brasileña y otra argentina mostraron interés en suscribir contratos con Yacimientos Petrolíferos para la compra del recurso. Los acuerdos incluyen 700.000 toneladas métricas de la producción en la planta.

Yacimientos Petrolíferos abre puertas a hidrocarburos bolivianos

YPFB mantiene contratos para el comercio de 19 millones de metros cúbicos al día de gas (MMmcd) con Argentina, y con Brasil, 25 MMmcd. Sin embargo, las perspectivas crecen y la empresa expande los recursos a otras naciones de la región como Paraguay.

En el VII Congreso Internacional YPFB Gas y Petróleo 2017, la estatal petrolífera firmó 12 acuerdos de exploración y exportación de gas natural y gas licuado de petróleo con varias de las empresas más importantes del mundo en el sector.

Yacimientos Petrolíferos suscribió contratos con el Ministerio de Industria y Comercio de Paraguay y la empresa Petropar; así como con la gobernación de Mato Grosso Gas, de Brasil, y la firma Refinor de Argentina, para la venta de gas natural y licuado de petróleo (GLP).

También rubricó otros convenios con la empresa Gazprom de Rusia para la exploración en las áreas de Vitacua y la Ceiba.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, resaltó que Bolivia puede garantizar el abastecimiento a los mercados de dichos recursos, GLP y urea a Brasil, Paraguay, Argentina e incluso a Perú en los próximos años.

Esto porque cuentan con una capacidad en reserva de 10 trillones de pies cúbicos para el comercio nacional e internacional hasta 2030. Asimismo, anunció que de 2018 a 2020 prevén invertir cinco mil millones de dólares en los más de 30 proyectos de exploración y exportación de gas y urea bolivianos.

El presidente Evo Morales aseguró recientemente que Yacimientos Petrolíferos Fiscales, empresa estratégica más importante del país, trabaja por el bien del pueblo y le devolvió a Bolivia la soberanía y dignidad sobre sus recursos naturales.

No hay comentarios

Deja un comentario