Vietnam le entra por los ojos al turismo mundial

0
5
Áreas navegables de Vietnam que atraen a los turistas.

Por Alberto Salazar

Hanói (PL) – Hasta hace unos años prácticamente ignorado en los circuitos turísticos, Vietnam ha ido colándose en las maletas del excursionismo mundial y hoy es uno de los destinos de mayor crecimiento en el planeta.

Según el más reciente informe de la Organización del Turismo de Naciones Unidas sobre el particular, la nación indochina es séptima en el listado de los mercados emergentes con una tasa de incremento del 24,6 por ciento, sobre la base de los extranjeros que la visitaron en 2016.

En ese año, Vietnam recibió una cifra récord de 10 millones y medio de turistas, y en 2017 se propone recibir un millón más, mientras su meta para 2020 se sitúa entre 17 y 20 millones de arribos. La aspiración es también atender a 82 millones de vacacionistas nacionales.

Para entonces la industria turística nacional se propone crear además cuatro millones de puestos de trabajo y facturar 35 mil millones de dólares, con el objetivo de aportar el 10 por ciento del Producto Interno Bruto.

A más largo plazo, hacia 2030, la intención es que el turismo se consolide como un sector económico clave y de impacto en el crecimiento de otros, para ubicar a Vietnam entre los países del sudeste asiático con una economía verde.

Playas de Vietnam acogen a muchos visitantes.

Botones de muestra

El crecimiento del sector turístico vietnamita es impresionante: en el lapso 2010-2016 los arribos internacionales se duplicaron (de cinco a 10 millones) y los visitantes domésticos pasaron de 28 a 62 millones.

Por ser las dos principales urbes del país, abunda la información turística sobre Hanói y Ciudad Ho Chi Minh, la antigua Saigón.

Pero vale decir que en el llamado período de oro han sido notables también los avances del sector en las ciudades costeras de Nha Trang (sureste) y Da Nang (centro) así como en Phu Quoc, la mayor isla del país (sur).

Con playas entre las más hermosas del mundo, Nha Trang dio la bienvenida en 2016 a 1,2 millones de extranjeros, 23 por ciento más que en el año precedente.

Da Nang, la quinta urbe más poblada de Vietnam, acogió por su parte 1,7 millones de visitantes, un crecimiento interanual del 33 por ciento. La ciudad, por cierto, será mucho más conocida cuando en noviembre próximo celebre, con la asistencia de unos 20 jefes de Estado, una cumbre del Foro de Cooperación Asia-Pacífico.

Expertos de mercado atribuyen el boom al crecimiento de la infraestructura turística y a las facilidades de visado a los extranjeros.

Circunstancias como esas, y la ampliación de los aeropuertos, han hecho que un polo de tanto potencial como la isla de Phu Quoc tenga crecimientos turísticos sostenidos del 25 por ciento.

Otra en el pelotón de avanzada es la Ciudad Imperial de Hué, que se consolida como el segundo principal destino turístico del país al recibir a más de 650 mil viajeros hasta hoy.

La añeja ciudadela fue la capital nacional hasta 1945, pero conserva su fama de siempre gracias al conjunto de palacios y mausoleos edificados durante la última dinastía feudal de Vietnam. Los que, por cierto, le valen muy merecidamente el título de Patrimonio de la Humanidad.

A la belleza hay que ayudarla 

Vietnam de noche. Un gran destino turístico.

Es una verdad de Perogrullo que a ningún país le basta con tener paisajes paradisíacos para imponerse en el exigente mundo del turismo: a la belleza, como a la suerte, hay que ayudarla.

No es suficiente incluso poseer una adecuada infraestructura, ni cuantiosos insumos materiales y tecnológicos. Este es un juego de cartas donde hay que manejar con mucha inteligencia las bazas.

Vietnam, por ejemplo, ocupa el puesto 24 entre 141 países en materia de recursos turísticos, pero está en el lugar 75 en términos de capacidad competitiva.

Sabiéndolo, el Buró Político del Partido Comunista dictó a inicios de año la Resolución 08, que traza las directrices para reimpulsar la industria del ocio y convertirla en un sector clave de la economía nacional.

Considerado una palanca para el crecimiento del sector, el documento -primero de su tipo en el país- fija una serie de tareas y soluciones enfiladas a acrecentar la conciencia y perfilar el modo de pensar sobre el tema.

Asimismo, llama a acelerar la reestructuración sectorial para garantizar un desarrollo profesional y sostenible, en conformidad con los principios de la economía de mercado y la integración internacional del país.

Vietnam parecía tenerlo todo para seguir ganando espacio en el turismo mundial, pero realmente necesitaba una brújula como la que recién le dio el Partido Comunista.

Dicen que mientras con mayor antelación uno compra boletos aéreos, más baratos le salen. Téngalo en cuenta y reserve el suyo en cuanto pueda, porque cada día son más los que sueñan con viajar a estas tierras.

No hay comentarios

Deja un comentario