Pros y contras de la prolongación de las sanciones europeas contra Rusia

0
98
Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea. (Foto; REUTERS/Eric Vidal).

Pros y contras de la prolongación de las sanciones europeas contra Rusia

Por Alexéi Lossan, RBTH

La anulación o la retirada parcial de las sanciones contra Rusia contribuirán a reforzar la divisa nacional y a ralentizar la inflación, aunque al mismo tiempo se deteriorará la colaboración con China y se reducirá la inversión en el sector agrícola.

Los países de la Unión Europea prevén acordar el próximo día 24 prolongar otros seis meses las sanciones económicas impuestas a Rusia por su papel en la crisis separatista en el este de Ucrania, indicaron hoy fuentes diplomáticas. La decisión formal se espera que se tome en el Consejo de Asuntos Generales, que reunirá el 24 de junio en Luxemburgo a ministros de los Veintiocho, informa Efe.

Por su parte, el Senado de Francia aprobó el miércoles una resolución que exhorta a aliviar las sanciones contra Rusia, informó un corresponsal de RIA Novosti. La resolución es de carácter recomendatorio.

1. Refuerzo del rublo

A finales de 2014, debido a la presión política ejercida desde el exterior, el Banco Central ruso decidió abandonar el rublo a la deriva. Anteriormente el tipo de cambio de la divisa rusa se definía en base al corredor de divisas publicado diariamente por el Banco Central.

Tras la reunificación de Crimea por parte de Rusia, los inversores comenzaron a sacar sus activos del país y, como resultado, el rublo se vio sometido a una presión sin precedentes, según explica el Banco Central. Otro factor de presión fue la reducción de los precios del petróleo. Debido a todo ello, la divisa perdió alrededor de un 60 % de su valor respecto al dólar estadounidense y el euro.

“La retirada, total o parcial, de las sanciones, contribuirá a reforzar el rublo gracias a la reducción de los riesgos geopolíticos”, comenta el analista financiero de Finam Timur Nigmatullin.

2. A vueltas con la inflación

Por su parte, la caída del rublo ha provocado una subida de los precios de los productos importados, mientras que las restricciones rusas al suministro de alimentos procedentes de Europa y EE UU han causado la subida de los precios de los productos de consumo. Por primera vez en muchos años, la inflación en Rusia era un valor binario a finales de 2015 alcanzando el 12,9 %. Esto se debió, en gran medida, al efecto del embargo alimentario como respuesta a las sanciones.

El retorno de los productos extranjeros ayudará a ralentizar la subida de precios, asegura Timur Nigmatullin. De hecho, según el experto, el volumen de la inversión extranjera en el mercado ruso subirá como consecuencia directa.

Por ahora, según Rosstat, la inflación en Rusia en mayo ascendió al 0,4 %, desde principios de año al 2,9 % y en el último año al 7,3 %, informa la agencia rusa TASS.

3. Inversiones en el sector agrícola

La caída del rublo y la reducción de la importación contribuyeron a que las compañías rusas comenzaran a localizar su producción dentro del país, en el marco del programa de sustitución de las importaciones. El primer sector en obtener éxitos fue la agricultura.

Gracias a la devaluación del rublo, al apoyo del Estado y a la retirada de la competencia en el mercado debido al embargo, la producción del sector a finales de 2015 creció en un 3 %. En comparación, la caída de la producción general de todos los sectores de la industria rusa ascendía a un 2,7 %.

En el caso de que los productores extranjeros vuelvan al mercado ruso, la competencia aumentará drásticamente.

Tres planes para salir de la crisis que Putin tiene sobre la mesa

“El efecto en el mercado y la economía dependerá del momento en que se tomen estas importantes decisiones: cuanto más tarde sea, menos perceptible será el efecto positivo para la divisa y los mercados y menos impacto negativo tendrá en la producción de sustitución de las importaciones”, comenta el director general de la comunidad analítica ThetaTrading, Dmitri Ederman.

4. Cooperación con China

El mercado ruso llevaba mucho tiempo dependiendo en primer lugar de las empresas occidentales. El principal socio de la mayor petrolera rusa, la estatal Rosneft, era la compañía estadounidense ExxonMobil: estas dos empresas desarrollaban de forma conjunta proyectos de extracción de petróleo en la plataforma continental.

Tras la introducción de las sanciones, los volúmenes de colaboración cayeron en picado, y algunos proyectos se vieron frustrados. Por ejemplo, durante el primer semestre de 2014, cuando Crimea pasó a formar parte de Rusia, las empresas petroleras y gasísticas rusas tenían en los bancos extranjeros apenas 3.500 millones de dólares, un 82 % menos que hace un año.

Debido al intercambio de sanciones con la UE y EE UU, China iba a sustituir a los socios occidentales. Sin embargo, establecer el contacto con los bancos chinos no resultó tarea fácil. De las principales empresas rusas, únicamente Norilsk Nickel fue capaz de obtener un crédito sindicado de 4.800 millones de yuanes.

Si los mercados occidentales vuelven a abrir sus puertas, las compañías rusas volverán rápidamente a los mercados de capital occidental y comenzarán a colaborar con socios estadounidenses y europeos.

Cabe señalar que en mayo Ministerio de Finanzas ruso puso 1.750 millones de dólares en eurobonos a la venta. Los compradores fueron sobre todo británicos y no de países asiáticos, aunque para conseguir la transacción hizo falta postergar un día más el plazo.

5. Cambios en los destinos turísticos

Las sanciones geopolíticas y la caída del rublo han provocado que la mayoría de los rusos (un 52 %) planee pasar sus vacaciones en Rusia, y un 15 % de esta mayoría ha escogido como destino Crimea, informa la agencia RIA Novosti citando información de los resultados de reserva anticipada de la compañía Skyscanner.

Por otra parte, los países más visitados: Italia, Bulgaria y Montenegro, únicamente serán visitados por un 4 % de los turistas rusos. En caso de que se anulen las sanciones y suba el rublo, es muy probable que los rusos vuelvan a escoger destinos europeos, advierte Skyscanner.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here