Productores de arroz y consumidores enfrentan la incertidumbre alimentaria

0
31
Productores de arroz viven en la incertidumbre en la arrocera.

Productores de arroz y consumidores enfrentan la incertidumbre alimentaria

Por Mario Domínguez

 La canasta básica y la producción agropecuaria: dos caras de la misma moneda en materia de seguridad alimentaria.

El precio de los alimentos se mantiene como principal preocupación de los panameños, cuando además de comer hay que pagar vivienda, transporte, educación, salud, agua, luz, teléfono, vestidos, entre otros gastos en el hogar.

Las mediciones del costo de los alimentos muestran incremento, pese a los cambios en la calidad en la lista de los productos.

El arroz es el principal alimento en Panamá, con un consumo aparente mensual de 623,000 quintales en cáscara limpio y seco, o sea, muchos granos al año: 7,476,000 quintales. Esa demanda se satisface con producción nacional e importada.

A esta altura del 2015, unos 800 agricultores comerciales sembrarán 50,700 hectáreas de arroz, con un rendimiento de 100 quintales por hectárea, para aportar 5,070,000 quintales de arroz en cáscara sucio y húmedo.

El arroz figura entre los productos alimenticios con regulación de precios, por lo que se aprobó un subsidio gubernamental de B/. 7.50 por quintal, de tal manera que los molineros pagarán B/. 17.00 por quintal y los productores recibirán B/. 24.50 por quintal.

Con una producción nacional 5,070,000 quintales, y un subsidio de B/. 7.50, los contribuyentes aportarán B/. 38,025,000.00 por año, o sea, casi doscientos millones de balboas durante la gestión del Partido Panameños.

El Estado de Panamá firmó tratados de apertura comercial con otros países, y se comprometió con los productores nacionales a aplicar programas para elevar la productividad y competitividad nacional. En la producción de arroz, es fundamental el uso de sistemas de riego para elevar los rendimientos.

En este momento, en Panamá, 44,200 hectáreas de arroz se siembran en secano y sólo 6,500 hectáreas son cultivadas con riego.

El gobierno anunció que destinará grandes recursos por la regulación de precios, pero no ha sido revelado el inicio de ningún programa de riego. En consecuencia, los consumidores seguiremos afectados por el elevado costo de la canasta básica y los productores mantendrán la baja productividad, agravada porque el calendario de apertura comercial se cumplirá en forma inexorable.

La seguridad alimentaria requiere de inversiones públicas y privadas, de la erradicación de las prácticas monopólicas. En la actualidad, tenemos arroz, pero ello equivale a decir “pan para hoy, hambre para mañana”.

No hay comentarios

Deja un comentario