FINMA: Los delitos bancarios suizos tocan fondo

0
21
Los bancos suizos aseguran que retirado de sus cajas fuertes el dinero sucio (Keystone).

 

Por Matthew Allen | Swissinfo.ch

 

En los últimos meses, los bancos suizos han sido objeto de investigaciones por el delito de blanqueo de dinero. Pese a ello, la autoridad supervisora de los mercados financieros (FINMA) mantiene un discreto optimismo y considera que lo peor ha quedado atrás, ya que actualmente opera una nueva cultura de detección de operaciones sospechosas.

 

Hace solo unos días el Credit Suisse se hallaba en el centro de una investigación por cobijar la presunta evasión fiscal de una entidad financiera global. El caso involucra a unas 55 000 cuentas sospechosas en cinco países. En meses previos, los bancos BSI y Falcon fueron castigados por el rol que jugaron en el escándalo del fondo malayo 1MDB, que salpicó también a la sucursal suiza del banco londinense Coutts.

 

“Esperamos que un día miremos al 2016 (año en el que estallaron los escándalos de 1MDB y Petrobras) como la cima de la manifestación de este tipo de delitos”, expresó el martes durante la conferencia de prensa anual de FINMA. La autoridad supervisora confirmó que en 2016 investigó 22 casos de lado de dinero, nueve más en 2015.

 

El año pasado, Branson advirtió públicamente que eran “demasiados los bancos que esperaban hasta que estallaba un escándalo público en la prensa para informar a las autoridades sobre posibles operaciones sospechosas”. Este año, las cosas han comenzado a cambiar, según el director de FINMA. Los bancos ya están reportando las transacciones sospechosas que observan desde su origen y no solo cuando todo sale a la luz.

 

“Ha crecido el número de informes obligatorios, pero también la cifra de notificaciones voluntarias. Esto refleja un cambio de cultura, los bancos se están tomando en serio esta asignatura, pero no podremos juzgar claramente los avances hasta dentro de varios años. Por ahora lo único claro es que las cosas avanzan en la dirección correcta”, dijo Branson.

 

Sin embargo, advirtió, “dado que el lavado de dinero es una actividad impulsada por el cliente, y no por los bancos, es imposible esperar que [los intentos de blanquear dinero o evadir impuestos] se reduzcan a cero. A cambio, podemos esforzarnos por eliminar los casos más graves, que son aquellos en los que los bancos ignoran señales de advertencia muy obvias”, puntualizó.

 

¿Personal fraudulento?

 

Las cifras de la Oficina Suiza de Denuncia de Blanqueo de DineroEnlace externo (MROS) también dan cuenta de un repunte en el número de avisos que presentaron los bancos ante esta instancia en los años 2014 y 2015. Las cifras de 2016 aún se desconocen.

 

Branson declinó ahondar sobre el caso Credit Suisse, al que actualmente investigan fiscales holandeses por presuntas operaciones ilegales en Holanda, pero también en Gran Bretaña, Francia, Alemania y Australia. El director de FINMA se limitó a confirmar que esta entidad supervisora “se mantiene en contacto con el Credit Suisse”.

 

De cara al operativo que se sigue en Europa para investigar a Credit Suisse, el banco helvético fijó claramente su posición publicando una serie de anuncios en la prensa británica en los que afirma que habrá “tolerancia cero” para los lavadores de dinero y responsables de evasión. Y dejó claro también que sus libros contables son hoy transparentes y ninguna cifra se maquilla.

 

Ante la contundencia de la posición del Credit Suisse, el medio económico habla de la posibilidad de que sean empleados del banco quienes, actuando por su cuenta, hayan ocultado información a sus directivos y oficiales de cumplimiento. Sobre el tema, Branson dijo a la prensa que aunque es imposible evitar que algunos empleados “actúen creativamente” para realizar transacciones que ocultan y que violan la ley, el hecho de que se tomen medidas directas contra los responsables envía el mensaje claro de que los responsables de tales conductas “tienen mucho que perder”.

 

Para memoria, Suiza es el mayor centro internacional de gestión de fortunas del mundo, con activos equivalentes a 2,5 billones de dólares, en gran parte provenientes de clientes extranjeros.

No hay comentarios

Deja un comentario