Alarma en Francia: cifras negativas en la potencia mundial de turismo

0
50
Turistas frente al emblemático arco francés. (Foto: PL).

Alarma en Francia: cifras negativas en la potencia mundial de turismo

Por Luisa María González

París (PL) – Francia, primera potencia mundial del turismo que el año pasado rompió récord al llegar a casi 85 millones de visitantes, termina este verano, alarmada, tras constatar un declive importante en el sector.

“La llegada de turistas extranjeros retrocedió en siete por ciento desde el inicio del año en todo el territorio”, informó el ministro de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional, Jean-Marc Ayrault, al confirmar un fenómeno que despierta muchas preocupaciones.

El titular detalló que las provincias mantienen un comportamiento estable en el sector, mientras París sobresale como el destino de mayor afectación.

La situación es evidente para los parisinos, que se asombran al ver muy pocos turistas en la llamada Ciudad Luz, en comparación con los periodos estivales de años atrás.

En diálogos con Prensa Latina, varios se mostraron incrédulos al ver las colas relativamente cortas para entrar a la torre Eiffel, el museo del Louvre o la iglesia de Notre Dame.

“Los metros están vacíos, uno puede hasta escoger el puesto que más le gusta para sentarse. Esto normalmente no es así. A la torre siguen viniendo visitantes, pero mucho menos que en años anteriores”, comentó Nicolás, un joven que trabaja en las instalaciones de la emblemática torre Eiffel, quizás el monumento más visitado del país.

El Comité de Turismo de la región de la Isla de Francia, donde se encuentra esta capital, informó que la ciudad perdió 750 millones de euros en el turismo durante el primer semestre de 2016.

“Es hora de tomar conciencia respecto a la catástrofe industrial que el sector está viviendo”, alertó Frédéric Valletoux, presidente del Comité, quien recordó que el turismo aporta el siete por ciento del Producto Interno Bruto del país, y sólo en la región de la Isla de Francia garantiza 500 mil empleos.

De acuerdo con las cifras divulgadas, la frecuentación de visitantes en París cayó en un 6,4 por ciento en el primer semestre de este año, en comparación con igual periodo de 2015.

Asimismo, el alojamiento en hoteles disminuyó en 8,5 por ciento, lo que incluye un 11,5 por ciento para vacacionistas internacionales y un 4,8 para los franceses.

Por otro lado, el aeropuerto internacional Charles de Gaulle, el principal del país, reportó una caída del tráfico de 3,9 por ciento en junio, justo en el inicio de la temporada veraniega.

Al referirse a la causas del declive, el ministro Ayrault mencionó los atentados terroristas que golpearon el país en los últimos meses, pero también otras cuestiones como las inclemencias meteorológicas y las huelgas ocurridas en el primer semestre.

“Los atentados explican en parte estas tendencias decepcionantes”, pues ‘la percepción del riesgo de seguridad tuvo una influencia neta en algunos mercados, particularmente los más acomodados y los provenientes de Asia”, indicó en declaraciones a la prensa.

También se refirió a los problemas meteorológicos “con 50 días de lluvia suplementarios en el segundo trimestre, el calendario con sólo dos días feriados fuera de los fines de semana, contra cinco el año pasado, y además las huelgas”.

No obstante, otras voces dan señales de alarma respecto a cuestiones diferentes.

La presidenta del partido conservador Los Republicanos en la Isla de Francia, Valérie Pécresse, opinó que la amenaza terrorista no explica por sí sola el retroceso de uno de los más importantes motores de la economía gala.

“La calidad de nuestra oferta se deteriora, es urgente que abramos los ojos. Debemos tomarnos en serio la cuestión del recibimiento de turistas”, sostuvo en declaraciones al diario Le Figaro.

El titular de Asuntos Exteriores convocó para los primeros días de septiembre un comité de urgencia económica consagrado al análisis de la situación, el cual hará énfasis en las regiones más impactadas.

Por su parte, el secretario de Estado Matthias Fekl se refirió recientemente a acciones dirigidas a contrarrestar las afectaciones sufridas en los últimos meses.

En este sentido, mencionó la estrategia de promover el destino Francia en el exterior, y a la vez aplicar medidas a lo interno para beneficiar a las empresas.

Fekl aseveró que mil millones de euros fueron destinados al Fondo para el Turismo colocado en la Caja de Depósitos y Consignaciones, los cuales garantizan las inversiones con vistas a seguir elevando la calidad en los servicios.

El secretario de Estado manifestó que pese al declive, Francia persiste en su objetivo de recibir 100 millones de visitantes para 2020, y minimizó las consecuencias a largo plazo de la amenaza terrorista.

“Por supuesto, cada hecho trágico se traduce en una ola de anulaciones de viajes”, admitió, pero el país “tiene fundamentos fuertes”, sostuvo.

Deja un comentario