La poesía de Moisés Pascual

0
468

La poesía de Moisés Pascual

Moisés Pascual fue miembro del colectivo de escritores “La otra columna”, la Asociación Cultural “El Grupo” y el colectivo cultural “Atabal”. Ha sido editor de la publicación “Hoja volante”. Es profesor de español, poeta y escritor panameño.

Premios y distinciones:

En 1975 obtiene Mención Honorífica en el Premio Universidad con su poemario “Estas ciudades se han puesto a adorar al sol” (DEXA, Universidad de Panamá, 1977). En 1977 obtiene el Premio «Pablo Neruda» de Poesía y, en 1983, el Torneo de Poesía de Verano (INAC).

Gana el Concurso Nacional de Literatura “Ricardo Miró” 2003 (del INAC), sección poesía, con “Traganiquel”; y el mismo concurso en 2010, sección Poesía, con “Conjugando”.

Libros, cuadernillos y folleos publicados:

Aparece en las antologías Ancón liberado (Panamá, 1979) y Poetas jóvenes de Panamá (Editorial Signos, 1982). y ha publicado, entre otros, los siguientes poemarios: Los infelices (1982), Los versos de Alejandra (Panamá: Ediciones Formato Dieciséis, 1983); Proclama del amor en guerra (poesía) y Jugar a la vida (Panamá, INAC, 1991); así como el libro de cuentos para niños La casa del pececito (1986), Estas ciudades se han puesto a adorar el sol (), Monólogo del náufrago (España, 2003); Traganíquel (Editorial Mariano Arosemena – INAC-, Panamá, 2003), En el país de los pájaros aburridos (INAC, Panamá, 2006), Conjugando (INAC, Panamá, 2011), Palabras de humo (Calarcá, Colombia, 2015).

Los mil secretos

¡Oh mujer,
cofre de los mil tesoros guardados!
y del pájaro errante,
ante el claro cristal de la ventana,
cuando todo el fuego que me ha tocado vivir
se hace lluvia y se apaga.

¡Ay hielo denso
en caída del alma!

Desnudo rocío del placer,
lenta agua de sed
caminando por la piel…

…cántaro de agua.

Los olvidados bosques

Que a las diez de la noche
la vida se suspenda,
cierre sus páginas,
y los sueños abran sus ventanas,
sus olvidados bosques,
ya sin luz y sin agua,
y también sus sombras con alas.

Recobrad la inocencia
del primer beso robado
en las esquinas del amor.

Que nadie te vuelva a robar
la mirada de ella
bajo la tibia canción de la lluvia
goteando sus palabras.

Poema 2 de “Traganíquel”

Mis posesiones:
Un paquete de cigarrillos.
Una botella de cerveza Balboa.
Y una libreta de apuntes.

Me acompaña un amigo no occidental
en bluejeans y camisa de algodón,
nostálgico de islas,
peces multicolores
y aguas claras.

Y allá,
lejos,
los sueños,
donde distante el viento mece sus hamacas.

No hay comentarios

Deja un comentario