La ciudad califal de Medina Azahara se incorpora a la Lista del Patrimonio Mundial

0
5
CC BY 2.0 / piet theisohn / Medina Azahara - Conjunto Arqueológico Madinat al-Zahra, Cordoba.

MOSCÚ (Sputnik) – La ciudad califal de Medina Azahara (Madínat al-Zahra), en Córdoba, se incorporó a la Lista del Patrimonio Mundial, informó la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

“Acaba de inscribirse en la Lista del Patrimonio Mundial el sitio Medina Azahara en Córdoba, España. ¡Felicitaciones!”, publicó la organización en su cuenta de Twitter.

La candidatura fue aprobada por el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco en la 42 reunión que se celebra desde el 26 de junio en Manama (Bahréin) bajo la presidencia de la jequesa Haya Rashed Khalifa.

La medina fue fundada por Abderramán III en el 936, en honor a su favorita, Azahara, según reza la leyenda.

Es la única ciudad califal que se ha conservado para la investigación arqueológica, a diferencia de las del Cairo y Bagdad, con sus millones de habitantes.

Declarado Monumento Nacional en 1923, el yacimiento intramuros de Medina Azahara ocupa una superficie de 112 hectáreas.

Con la inscripción de Medina Azahara, Córdoba suma un nuevo sitio declarado patrimonio de la humanidad.

En 1984, la Unesco incluyó en esa lista a la Mezquita-Catedral de Córdoba y en 1994 expandió esa denominación a gran parte del casco histórico.

En 2012, la Unesco añadió a su Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad la fiesta de los patios cordobeses, que suele celebrarse a principios de mayo.

Más información:

Medina Azahara, castellanización del nombre en árabe, مدينة الزهراء Madīnat al-Zahrā’ (“la ciudad brillante”),​ fue una ciudad palatina o áulica que mandó edificar Abderramán III (Abd al-Rahman III, al-Nasir), a unos ocho kilómetros en las afueras de Córdoba, en dirección oeste, más concretamente, en Sierra Morena.

Los principales motivos de su construcción son de índole político-ideológica: la dignidad de califa exige la fundación de una nueva ciudad, símbolo de su poder, a imitación de otros califatos orientales y, sobre todo, para mostrar su superioridad sobre sus grandes enemigos, los fatimíes de Ifriqiya, la zona norte del continente africano.

Además de oponentes políticos, lo eran también en lo religioso, ya que los fatimíes, chiíes, eran enemigos de los omeyas, mayoritariamente de la rama islámica suní.

La cultura popular también dice que fue edificada como homenaje a la mujer favorita del califa: Azahara.

El yacimiento arqueológico de Medina Azahara está declarado Bien de interés cultural en la categoría de monumento desde el año 1923.

El 27 de enero de 2015 “Madínat al-Zahra” fue inscrito en la Lista Indicativa de España del Patrimonio de la Humanidad, en la categoría de bien cultural (nº. ref 5978).

En 2016, recibió 181.653 visitantes, siendo el cuarto espacio cultural más visitado de la ciudad de Córdoba.

El 12 de enero de 2017 se registró el documento definitivo de la candidatura para formar parte de la Lista de Patrimonio de la Humanidad, lo que fue concretado en 2018.

Deja un comentario