En busca de los sonidos de la América precolombina

0
45

En busca de los sonidos de la América precolombina

La música fue un elemento central en las civilizaciones y ritos prehispánicos. Una sección de la exposición “Chamanes y divinidades del Ecuador precolombino” que se presenta en París da cuenta de ello, a través de numerosos objetos sonoros e instrumentos.

Para las civilizaciones precolombinas, la música fue una de las vías de comunicación con el mundo de los espíritus. Este es una de las temáticas que aborda la exposición “Chamanes y divinidades del Ecuador precolombino” que se presenta en el Museo del Quai Branly de París. Una sección de esta exhibición muestra numerosas cerámicas sonoras encontradas en las excavaciones de los últimos 40 años en Ecuador.

Se trata de flautas, silbatos y ocarinas de agua, pertenecientes a las culturas Chorrera, Jama Coaque, La Tolita y Bahía de Ecuador, algunos de los cuales tienen hasta 3.000 años. Diversas investigaciones han rescatado el sonido de estos objetos finamente ornamentados, que evocan a la naturaleza y los animales.

El investigador Esteban Valdivia ha estudiado estos objetos sonoros e instrumentos y su utilización en diversos rituales chamánicos ancestrales. Valdivia estuvo presente, junto al músico francés Pierre Hamon, haciendo una demostración de la interpretación de estos instrumentos.

“Nuestro trabajo ha consistido en recuperar las técnicas de construcción de estos objetos para hacer réplicas fieles y as volver a escuchar los sonidos de nuestros pueblos originarios. Algunos están catalogados como instrumentos, otros no. Pero, en todo caso, lo que queremos es que el público vuelva a escuchar este universo sonoro”.

Valdivia insistió en que en las sociedades precolombinas, la dimensión espiritual se expresaba muchas veces a través del sonido.

“Estos objetos no sólo cumplían un papel musical, sino que tenían un función ritual. Y quizás esa función ritual estaba centrada en la invocación de los espíritus. En sus ceremonias, los chamanes se transformaban en ciertos animales y quizás la forma de llamar la espiritualidad de esos animales, era a través la reproducción de los sonidos de la naturaleza. Pero, hay flautas que evocan a cierto animales, y los sonidos de la selva”, agregó el investigador.

El investigador y músico Esteban Valdivia es también el director del proyecto Sonidos de América, cuyo objetivo es el estudio y la difusión de los objetos sonoros de las culturas ancestrales americanas.

Invitamos a los lectores a ver ese video, con detalles de la investigación realizada sobre los sonidos del Pumapungo;

Deja un comentario