El extraño caso del perro con escolta

0
37

El extraño caso del perro con escolta

Como es fama, tres intrépidos agentes del servicio de seguridad institucional del gobierno panameño fueron destituidos por negarse a escoltar al perro “Gucci” en sus paseos matutinos o vespertinos.

El perrillo faldero es una especie de rata peluda que saltó a la fama por hacer campaña electoral a favor del actual mandatario. Y como hueso de recompensa, nombraron a su cuidadora o dueña viceministra del MIDES, que es uno de esos Ministerios donde los viceministros sobran.

Sin embargo, para asombro de propios y extraños, al famoso perro le asignaron tres escoltas, quienes recibían órdenes perentorias de proceder a través de WhatsApp. Al parecer, los agentes, curtidos en la lucha contra el crimen y entrenados para el combate cuerpo a cuerpo en la selva, se aburrieron de cumplir la misión crucial asignada porque fueron degradados a ser gendarmes de mascotas. En consecuencia, fueron despedidos ipso facto incurrenda.

Los motivos sobran. Al negarse a escoltar a “Gucci”, para hacer sus necesidades, para no ser atacado por alguno de esos perrazos que suelen merodear en los parques o raptado por secuestradores de perros de alcurnia o, lo que es peor, raptado por terroristas del Medio Oriente.

Nos preguntamos si los agentes del “servicio secreto” fueron defenestrados porque ¿Ofendieron la dignidad de un perro muy estimado por los gubernamentales? u ¿Ofendieron la dignidad de la viceministra del Ministerio de Desarrollo Social, muy estimada por el Partido Panameñista? o ¿Los escoltas no acataron una orden del mando superior, decretando escoltar a la rata peluda?

Sea cual sea la realidad motivadora de este extraño proceder de los agentes reclutados para ser cuidadores de perros, los ciudadanos debemos preguntarnos cuál es la naturaleza de un gobierno que tiene perros con escoltas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here