El español con buena salud en China

0
10
Inma González, directora del Instituto Cervantes en Beijing.

Por Yolaidy Martínez

Beijing, (PL) – Algunos lo llaman una moda, pero lo cierto es que el auge vertiginoso del español en décadas recientes permitió que se convirtiera en la segunda lengua más hablada del planeta con proyecciones, para muchos, a ser la del futuro.

Las últimas estadísticas del Instituto Cervantes ‒que promueve la enseñanza de ese idioma y cultura del mundo hispanohablante‒ cifran en 572 millones a las personas que lo usan hoy en día.

Ese dato contempla a nativos, estudiantes y a quienes lo tienen como segunda lengua.

Su relevancia global también gana terreno en China, al punto de que el Ministerio de Educación determinó incluirlo desde el próximo curso escolar ‒junto con el francés y el alemán‒ en el currículo de la enseñanza media.

Dicho despacho basó su selección precisamente en la gran cantidad de hablantes que tienen los tres en el mundo y porque significa mayores posibilidades de intercambios académicos en un futuro.

En la actualidad, en China se imparte inglés, ruso y japonés, pero con las nuevas opciones el Ministerio planea dar a los estudiantes más libertad a la hora de elegir un idioma extranjero.

Prensa Latina conversó sobre esta decisión con la directora del Instituto Cervantes en Beijing, Inma González, quien la calificó de excelente y a la vez una señal de la buena salud que goza el español por estas tierras.

“Es muy interesante ver que está directamente vinculada al desarrollo de China y su mirada al mundo hispanohablante, que es contundente y definitiva, sobre todo por la pujanza de las relaciones que mantiene con países de ese grupo y la cantidad proyectos de gran envergadura económica”, indicó.

La intelectual comentó que desde la apertura del centro en 2006 experimentaron un aumento del alumnado y además una evolución notable en su perfil.

Al principio ‒recordó‒ matriculaban algunos veinteañeros deseosos de obtener el Diploma de Español como Lengua Extranjera para ir a España u otra nación donde se use ese idioma a continuar estudios, hacer una maestría o doctorado.

Sin embargo, al presente casi 50 por ciento de los estudiantes son jóvenes bien establecidos en un primer trabajo y ven que con el refuerzo del castellano dentro de su propia empresa pueden conseguir mejor posicionamiento, pues obviamente se trata de un valor añadido.

“La gente se da cuenta que además del inglés, añadir el español es una herramienta interesante, un activo con un valor importante en el mercado laboral, por eso se apuntan en los cursos y han hecho que cambie el perfil del centro”, explicó.

El curso pasado el Instituto cerró con cinco mil matrículas de todas las edades, pues también hay una afluencia grande de niños desde los seis años de edad y de adolescentes.

González aseguró que antes de conocerse la disposición del Gobierno, el Cervantes apoyaba la enseñanza del idioma en varias escuelas secundarias y universidades de Beijing y la ciudad de Shanghái. Además, colabora con academias particulares de otras ciudades chinas dedicadas a esa labor.

A su juicio, un factor determinante para garantizar el éxito de la medida gubernamental es la formación de profesores y consideró imprescindible trabajar en la vocación por esa carrera, pues la mayoría de quienes se gradúan del español no desean impartirlo.

Mientras, el embajador de Cuba aquí, Miguel Ángel Ramírez, estimó que la directriz tiene que ver mucho con el espacio especial que China le concede a Latinoamérica y Caribe en su visión global de la iniciativa de la Franja y la Ruta.

“Esto establece una nueva plataforma para potenciar la cooperación también a futuro (…) A diferencia de otros idiomas son muchas las personas que lo hablan en el mundo, de ahí la relevancia de un mayor conocimiento en la población china”, acotó.

El diplomático hizo referencia a las potencialidades de esa decisión para fortalecer los vínculos entre las partes y lo ilustró con la acogida exitosa del gigante asiático como país invitado de honor a la Feria Internacional del Libro en Cuba.

También valoró como un elemento enriquecedor los planes para incrementar acá la presencia de un número importante de becados y periodistas latinoamericanos, que resultarán en un mayor acercamiento entre las culturas de ambos lados.

Todo apunta a que la curva de crecimiento del español seguirá en ascenso y será más pronunciada que la de cualquier otro idioma extranjero en terrenos de la segunda economía del mundo, un punto más a favor de su popularidad.

Deja un comentario