Cubanos y amigos latinos fijan memoria de músico Pérez Prado

0
17
Dámaso Pérez Prado, el Rey del Mambo.

Matanzas, Cuba, dic (PL) – Tres placas quedaron develadas aquí en la casa natal de Dámaso Pérez Prado, por artistas y amigos cubanos y latinos, como parte del coloquio por el centenario del músico, apodado el Rey del Mambo.

Las tarjas evocan al genial director e intérprete y fueron colocadas en el inmueble de la calle Rio número 166, entre las arterias San Carlos y Compostela, en esta tricentenaria urbe, situada a 100 kilómetros al este de La Habana.

Uno de los recordatorios a nombre del pueblo de Cuba, otro de sus amigos de México y Colombia, y el tercero de la Sociedad de Autores y Compositores de México firmado por el compositor y cantante de ese país Armando Manzanero.

En la sencilla pero emotiva ceremonia de calle actuaron el quinteto de vientos Atenas Brass Ensemble, la compañía Danza Espiral con un perfomance, artistas del teatro El Mirón Cubano, y las Estatuas Vivientes, como homenaje de la agrupación Renacer.

Asistieron Carlos Torrens, director provincial de cultura en Matanzas; Marta Bonet, presidenta del Instituto cubano de la Música; familiares de Pérez Prado, artistas, participantes del evento y público en general.

Durante esta tercera y última jornada del Coloquio, el investigador Leopoldo Gaytán Apaez, dictó la conferencia: Pérez Prado en el cine mexicano 1948 /1953, y el especialista Juan Francisco González leyó la ponencia: Pérez Prado, Matanzas y la (orquesta) Lira matancera’.

La programación dominical incluirá el concurso Los niños bailan mambo, en el céntrico parque La Libertad, y se presentará, por tercera ocasión, la obra teatral Yo soy el Rey del Mambo, texto del dramaturgo Ulises Rodríguez Febles, por el grupo mexicano Conjuro Teatro.

También cerrará el ciclo de filmes con música o actuación de Pérez Prado, cortesía de Iván Restrepo, en el cine-teatro Velasco, con las películas Del Can-Can al mambo (1951), director Chano Urueta; y Simbad el mareado (1950), del realizador Gilberto Martínez Solares.

La clausura del Coloquio Internacional tiene previsto un baile mambolero; fragmentos teatrales, danzarios y poéticos en honor a Pérez Prado, y en espera del 11 de diciembre, fecha del natalicio del homenajeado, quien falleció en 1989 en la capital azteca.

El espectáculo nocturno, con la actuación de las agrupaciones matanceras, será en sala José White, en el centro histórico de esta occidental localidad, bajo la dirección de René Fernández, Premio Nacional de Teatro.

Deja un comentario