Gabriela Mistral, destacada voz lírica de América Latina

0
49

Gabriela Mistral, destacada voz lírica de América Latina

Sputnik

Un día como hoy, 127 años atrás nació Lucila Godoy, conocida por su pseudónimo Gabriela Mistral. Una destacada voz lírica de Chile, ha sido la única mujer latinoamericana ganadora del Premio Nobel de Literatura.

Fue una diplomática, feminista y pedagoga. Una de las principales figuras de la literatura chilena y latinoamericana. Su controvertida vida personal despierta una relectura de su obra en los tiempos modernos.

El legado poético de la autora de “Desolación” y “Lagar” sigue vigente. Junto con Alfonsina Storni de Argentina y Juana de Ibarbourou de Uruguay es considerada una de las precursoras de la poesía femenina.

La escritora, de duros rasgos indígenas, nacida en la comuna de Vicuña en el noroeste de Chile, en una familia modesta, se destacó en la sociedad conservadora gracias a su vida entregada a la poesía y a su país.

Se enteró de que había ganado el Premio Nobel en 1945 en la ciudad brasileña de Petrópolis, donde se desempeñaba como cónsul y donde se suicidó su sobrino Juan Miguel Godoy, apodado “Yin Yin” y el que según algunas fuentes era su hijo adoptivo.

La motivación para entregarle el premio fue “su obra lírica que, inspirada en poderosas emociones, ha convertido su nombre en un símbolo de las aspiraciones idealistas de todo el mundo latinoamericano”.

Los investigadores afirman que el galardón marcó una relación distante de Mistral con su patria. A finales del mismo año regresó a EEUU y, con el dinero otorgado por el premio, se compró una casa en Santa Bárbara, California. Pronto fue invitada a dictar una conferencia en Nueva York, donde, entre el público universitario, se encontraba Doris Dana, con quien tuvo una relación íntima hasta el fin de su vida.

“Mi querida maestra”, dice la primera carta de la joven de 28 años, escrita dos años después del primer encuentro a la consagrada escritora e intelectual de 60 años: “En la profunda ternura contemplativa y la fuerza de sus obras, el mundo ha encontrado en usted una maestra de sentido y una llama viva del arte más puro”.

“Tú no me conoces todavía bien, mi amor. Tú ignoras la profundidad de mi vínculo contigo. Dame tiempo, dámelo, para hacerte un poco feliz”, dice una de las cartas posteriores de Mistral a su discípula.

“Yo me pongo en el viento y en la lluvia tierna, para que estos, viento y lluvia, puedan abrazarte y besarte para mí”, le responde la estadounidense.

Este apasionado intercambio epistolar fue publicado en 2012 por Penguin Random House bajo el título “Niña errante”.

Dana, que pocos años después se convirtió en secretaria y portavoz de la poetisa, desmintió siempre los rumores acerca la naturaleza romántica de su relación. Sin embargo, en su testamento no hizo ninguna reserva para restringir el uso de sus cartas personales. Se limitó a indicar que el legado de la poetisa debía ser entregado a “instituciones apropiadas”.

El 10 de enero de 1957, Gabriela Mistral falleció de cáncer de páncreas en el hospital de Nueva York, estando Doris Dana presente. La secretaria quedó como albacea de la obra de Mistral y procuró que la venta de sus libros en Latinoamérica se destinara a los niños pobres de Montegrande, en la región de Coquimbo, donde transcurrió la infancia de la chilena. Allí llegaron sus restos para ser sepultados en tierras familiares, cumpliéndose su testamento.

En recordación de Gabriela Mistral, presentamos a nuestros lectores este video sobre poemas recitados por actrices chilenas.

Video: Poemas de Gabriela Mistral

No hay comentarios

Deja un comentario