Los Papeles de Panamá: ¿Fin del escándalo mediático?

2
80

Los Papeles de Panamá: ¿Fin del escándalo mediático?

Panamá ¦ Revista Matutina ¦ 18 de abril Parece terminada la coyuntura de Panamá Papers, al menos de forma mediática, y como saldo queda el señalamiento contra Panamá y contra una sola firma de abogados dedicada al negocio.

Respecto a esta especie de selectividad informativa, Revista Matutina advirtió el pasado cuatro de abril que “…solo es un definido y escogido sector. ¿Cuántos más hay en el planeta?

Si siguen apareciendo es que las autoridades, esas que han desatado el tema Mosack-Fosenca, han estado haciendo su trabajo, pero si solo aparecen estos últimos podríamos estar ante el selectivo y bien escogido blanco de un rival que por algunas razones llegó a molestar a la competencia”.

Ahora trasciende que la campaña fue financiada por un consorcio radicado en Reno, Nevada, que igualmente se dedica al negocio de las off shore y que ha ido captando para su manejo, los fondos que , muertos de pánico, han ido abandonando firmas que como Mossack-Fonseca han perdido momentáneamente el rentable encanto de su discreción.

En artículo titulado ¿Qué se esconde realmente tras los Papeles de Panamá?, firmado por Diego Larraín II se indica que “En Nevada, los archivos filtrados muestran que empleados de Mossack Fonseca trabajaron a finales de 2014 para ocultar los vínculos entre la sucursal de la firma de abogados en Las Vegas y su sede en Panamá, a la espera de una orden judicial de Estados Unidos que le exigía entregar información de 123 empresas constituidas por el bufete de abogados”.

Pero “¿por qué son especialmente importantes las actividades del bufet en Nevada?, se pregunta Larraín II, “… porque Nevada se ha convertido en el Nuevo Paraíso Fiscal Mundial, dentro de los propios EEUU, junto con otros estados como Wyoming y Dakota del Sur”.

Se trata de un nuevo paraíso fiscal con todas las características del de Panamá, que está dando la bienvenida a todo el dinero que emana de las evasiones fiscales y el lavado de dinero, apunta el artículo, al término que señala que Nevada, Wyoming y Dakota del Sur son las nueva Suiza, Bahamas o Panama, de los Estados Unidos.

Y Quien encabeza este proceso, una empresa centenaria de Europa llamada Rothschild, que “está moviendo la fortuna de clientes extranjeros ricos desde paraísos fiscales como las Bermudas, sujetos a las nuevas exigencias internacionales de divulgación, a fideicomisos administrados por Rothschild en Nevada, que están exentos de esos controles”.

En una palabra, las sanciones que Estados Unidos o Francia exige a países como Panamá, las omite en su propia casa, con un solo y evidente propósito: tumbar a la competencia. No importa si es legal o ilegal, lo importante es que se controle desde esa plaza. Un doble discurso, una doble moral, pero un solo resultado.

2 COMENTARIOS

Deja un comentario